31 diciembre 2008

IMPUNIDAD DE LA GENERALIDAD CATALANA

No podíamos cerrar el año de otra manera. La constitución española de 1978 es constantemente violada y vejada no sólo por los nacionalistas sino por el PSOE gobernante, y también hace méritos el PP, porque lo hizo cuando gobernó y lo ha hecho en algunos estatutos autonómicos como 'entrenamiento' para cuando llegue a la Moncloa si es que alguna vez llega.

Pero lo que es ridículo de todo punto es que la Generalidad catalana, esa 'Junta de caciques' presidida por el socialnacionalista Montilla ahora y en el pasado por el cristianonacionalista Pujol, incumpla sus propias leyes, y las propias resoluciones de su Tribunal Superior de Justicia catalán. Se lo ha tenido que recordar el Tribunal Supremo. Pero es igual, los gobernantillos ya han dicho que no piensan cumplir la resolución del altísimo tribunal.

Lógicamente me estoy refiriendo al incumplimiento sistemático de la libertad de enseñanza que sufren los ciudadanos de Cataluña, que en su mayoría querrían educar a sus hijos en su lengua propia -el castellano- y que la Generalidad prohíbe de manera ominosa.

Los neocaciques catalanes pondrán un casilla en el cuestionario de inscripción de las escuelas, sí, pero no darán ni una sola clase en la lengua mayoritaria de Cataluña, el castellano. Exigir castellano sería como llevar una estrella amarilla en la Alemania de los años treinta. Hasta aquí todo es comprensible, unos gobernantes nacionalistas, y por ende fanáticos e irracionales, pueden incumplir sus propias leyes. Pero lo que no sucede en ninguna parte del mundo civilizado, en ningún país democrático, es que ese incumplimiento continuado de la ley quede impune. ¡Y vaya que si quedará, la historia lo avala!

Quizá si la sociedad española no estuviera aborregada y narcotizada por los medios de comunicación y los gobernantes un día se preguntaría ¿cómo es posible la impunidad de la Generalidad catalana?

30 diciembre 2008

EL DERECHO DE ISRAEL


Bombardeados como estamos por los medios de comunicación europeos que en su mayoría son o bien de la izquierda posmoderna proislamista o bien de la derecha antisemita de toda la vida, conviene oír alguna de las pocas voces que ofrecen la auténtica faz de lo que sucede en Oriente Medio.

Un sufrido territorio donde un pequeño país democrático se defiende -y defiende la democracia- sometido al cerco de terroristas y de Estados totalitarios que les subvencionan, desde teocracias islamistas hasta satrapías de monarcas musulmanes pasando por dictaduras árabes; aún podemos decir más, donde un pequeño país civilizado se defiende -y defiende la civilización- rodeado de bárbaros y salvajes que se han juramentado para su aniquilación:

El Derecho de Israel

HERMANN TERTSCH

ABC, Lunes 29-12-08

YA se ha producido la tan temida como previsible catástrofe. Después de la ruptura unilateral de la tregua por parte de Hamás y sus continuos ataques con cohetes y morteros contra el territorio meridional israelí, tras una larga serie de advertencias a las autoridades de la Franja de Gaza para que pusieran fin a los ataques terroristas, el presidente israelí, Simon Peres pidió hace días encarecidamente a la población de Gaza que impidiera a los terroristas provocar la situación que lo hiciera inevitable. Al final, Israel ha tenido que responder. Y lo ha hecho con contundencia. Ha destruido prácticamente todos los edificios de la policía y las milicias de Hamás, depósitos y túneles por los que se introducen en Gaza las armas. Por supuesto que ha habido víctimas civiles. Porque muchos de los arsenales están en sótanos de casas de miembros y líderes de Hamás. Porque todo el terrorismo islamista se arropa en civiles, cuyas muertes para ellos son una bandera. Pero quien vea el mapa de las operaciones realizadas sabe que el esfuerzo de las fuerzas israelíes por evitar víctimas civiles palestinas es tan denodado como el habitual de los terroristas de Hamás por matar al mayor número de civiles israelíes. Sólo la ignorancia, la mala fe y la militancia antiisraelí de los medios de comunicación -en nuestro país ya grotescos- pueden inducir a hablar, como se ha hecho, de «ataques masivos». Quien conozca un poco Gaza, una de las regiones más superpobladas del mundo, sabe que un ataque «masivo» habría provocado muchos miles de víctimas. Y no 280, en su mayoría hombres adultos y en gran parte uniformados.

Pero esto da igual no sólo a los medios de comunicación, también a las organizaciones políticas o humanitarias y a tantos políticos de derechas e izquierdas, a los que tan fácil les resulta condenar un bombardeo ante la opinión pública. Eso siempre confiere «caché» humanitario. Han callado durante todo el tiempo en el que Hamás ha generado una situación que hiciera inevitable la tragedia. Hace tres años Israel se retiró de Gaza como acto de buena voluntad para intentar dar un impulso a unas negociaciones sobre los dos estados, el Israel y el palestino, cuya existencia hoy es aceptada por una abrumadora mayoría de los ciudadanos israelíes. En la otra parte no sucede lo mismo. Cada vez son más los palestinos que siguen las consignas de Hamás y Teherán, rechazan la solución de dos Estados y llaman a la destrucción de la «entidad sionista». Hay muchos responsables de que así sea. Y no todos están en la región. Están ante todo los terroristas de Hamás que con la ayuda de Irán y Siria y la inapreciable colaboración de la corrupción del aparato de Al Fatah de la Autoridad Palestina, consiguieron ganar unas elecciones, liquidar a sus oponentes y establecer un Estado terrorista en la frontera sur de Israel.

Mientras desde Israel, pese a la confusión y las convulsiones políticas internas, se hacían esfuerzos por proseguir las negociaciones con la Autoridad Palestina en el poder en Cisjordania, Hamás y su patrón iraní Ahmadineyad han ido ganando terreno, comprensión internacional, amigos y armas. No sólo en Rusia, China o Pakistán, también en Europa por supuesto. ¡Qué confusión de valores por nuestros lares! Pocos hechos tan significativos como que en el Reino Unido, donde más activamente se ha hecho campaña para aislar al Estado de Israel, un canal de televisión decidiera estas navidades emitir un saludo de Nochebuena del presidente iraní, el adalid de la destrucción del Estado judío, el látigo de infieles, el carcelero de mujeres intelectuales, el verdugo de homosexuales, miembro de la Alianza de Civilizaciones con el turco Erdogán y el español Zapatero, nuestro hombre de la Kafiya. «Comprensión hacia Hamás», «no aislar a los islamistas», «no radicalizarlos». Este sempiterno pregón de nuestro ministro Moratinos parece ya omnipresente en el discurso vacuo e insensato de gran parte de la clase política europea. Y lo es porque previamente ha sido asumido por los medios de comunicación y gran parte de la opinión pública. Pese a toda la cultura de apaciguamiento, negociación de principios y relativismo general que se nos inocula a diario, nadie en España se atrevería a decir que las pistolas de ETA son inocuas porque tienen menos capacidad de fuego que las armas de la Guardia Civil. Es la artera forma de analizar la realidad comparando elementos no comparables. Es la que lleva a tanto intelectual y vocero en nuestros medios a decir que los misiles artesanales de Hamás son poco más que una broma pesada y que no justifican nunca una acción contundente del agredido para acabar con ellos. Es la que lleva a tanto idiota a pensar que las armas son malas independientemente de quienes las tenga.

El hecho cierto es que el terrorismo ha tenido un éxito parcial aquí en España, como saben quienes lo denunciamos, quienes lo niegan y quienes directamente se han beneficiado de ello. Aquí el éxito del terrorismo ha supuesto privilegios para sus simpatizantes y amigos secretos o la debilidad de la idea nacional en beneficio de otros nacionalistas. En Israel la amenaza es directamente existencial y pone en peligro su propia existencia como Estado. La creación de un Estado terrorista en Gaza en los últimos tres años y su creciente capacidad de paralizar el sur israelí pone en cuestión la propia viabilidad del Estado de Israel. A ojos de los israelíes pero ante todo a ojos de los cientos de millones de islamistas, árabes o no, que han convertido la destrucción de Israel en el centro de su existencia. Israel no puede vivir con gran parte de su población enterrada en refugios día sí, día también, porque Hamás o Ahmadineyad quiera. Acabaría toda Israel igual y ese gran estado no se erigió en su día para ser un gran Lager bajo tierra con los SS islamistas desfilando encapuchados sobre sus campos.

Mucho se hablará ahora durante y después de esta campaña militar -que todos deseamos corta, pero puede ser muy larga y dolorosa para todos- sobre el papel en su desencadenamiento del punto de inflexión en la historia de Estados Unidos que supone la llegada de Barack Obama a la presidencia. Creo que nadie debiera sobrevalorarlo. También creo desencaminados los intentos de explicar la operación militar israelí como parte de la dinámica electoral interna de Israel. Nada había más lejos de los deseos de la ciudadanía israelí que entrar ahora en este conflicto. Porque conocen la guerra. Y todos saben que estos muertos del fin de semana no son los primeros ni los últimos. Y que muchos no serán terroristas sino también niños y niñas tanto palestinos como israelíes y muchos soldados israelíes como la campaña prosiga por tierra. Lo que sí debería estar claro es que los defensores de esta operación militar de Israel somos los que sufrimos por todas las muertes, también por las ahora habidas en todos los bandos. Y enfrente hay un enemigo que se alegra de las muertes, también de las propias. Y las busca en Israel, en las Torres Gemelas, en Londres o Atocha, en la India o en Afganistán. Forman parte de una cultura de la muerte que es enemiga de nuestra sociedad tanto como del Estado de Israel. Y que si Israel fallara en su autodefensa, por supuesto que desaparecería como Estado democrático pero todas las demás sociedades abiertas perderíamos nuestro bastión más firme en la defensa de la ciudadela de la libertad. Una ciudadela que tiene muchas murallas minadas o tambaleantes en Occidente por el miedo a luchar, la falta de voluntad de ganar, por su confusión de valores y su incapacidad para el sacrificio. O porque, ilusos, creen que tratamos con un enemigo como nosotros. Esperemos que esta tragedia tenga un receso al menos. Pero la guerra será larga y la lista de víctimas también. La única nota de optimismo que tengo para concluir esta reflexión está en mi profunda convicción de que Israel, con la sabiduría de miles de años de supervivencia y la memoria de quienes aun son testimonio vivo de la última vez que -ante la pasividad de todos- se quiso exterminar a su pueblo, nos dará una nueva lección a la civilización. A la única civilización existente. Israel sabrá defender, cueste lo que cueste, pese a quien pese, llore quien llore, su sagrado derecho a la existencia en libertad y dignidad.

29 diciembre 2008

EL PP SIN LIBERALES


Parecía que en el PP todavía quedaba un buen reducto de liberales haciendo oposición interna a la mayoría encabezada por Rajoy de democristianos, regionalistas y foralistas. Y parecía que la líder natural de esa corriente liberal del PP era Esperanza Aguirre.

Pues bien, o la señora Aguirre ha cometido el mayor error político de su vida y se retracta rápidamente, o definitivamente se ha quitado la careta liberal para mostrar su desnudez ideológica y su ansia de poder a toda costa.

Porque si algo ha de defender un liberal auténtico en el sentido político del término es que la nación se compone de individuos libres e iguales en derechos y deberes -átomos humanos- y no de 'órganos sociales' del tipo de etnias, culturas, castas, clases o feudos. Dicho en román paladino, un liberal ha de defender la igualdad de todos y cada uno de los ciudadanos de la nación política, y no los intereses, privilegios o fueros de una comunidad autónoma, aunque sea la que uno preside.

Esperanza Aguirre cayó embelesada en los brazos de Zapatero cuando éste la engañó como al resto de presidentes autonómicos, porque es obvio que el dinero a repartir no se puede incrementar a todos los que lo reciben sin que alguien salga perjudicado. Al adorar al 'Santa Claus zapateril' que le prometió momios, prebendas y privilegios para su comunidad madrileña, la señora Aguirre se ha comportado como una reaccionaria neocedista, un ilustre miembro más del club de las derechas españolas confederadas y autónomas de su adversario interno Rajoy.

'Delenda est Esperanza Aguirre', y con ella el futuro del liberalismo político en el PP. Entre el social-nacionalismo del PSOE y el popular-regionalismo del PP sólo nos queda ya un partido liberal y por ende nacional, un partido que defienda la igualdad de todos los ciudadanos españoles: la UPyD de Rosa Díez.

20 diciembre 2008

SOCIEDAD ENFERMA, GOBIERNO ENFERMO


Esta fotografía que pasará a formar parte de la historia universal de la infamia, esta radiografía de una sociedad vasca enferma, esta estampa tan siciliana de los amigos de Uría, asesinado a la puerta del bar y sustituido inmediatamente por otro azpeitiarra para que todo siga igual, para que nada viole la sobremesa de tute en una aldea vasca, porque en el fondo nada extraordinario ha pasado, tan sólo la rutina de un nacionalista vasco que asesina a un ciudadano vasco en nombre de la patria vasca entre la indiferencia y el miedo de la sociedad vasca ...

Esta sociedad enferma es la que se enfrentará la próxima primavera a unas nuevas elecciones autonómicas, en las que probablemente nada cambiará, porque nada puede cambiar, porque cada sociedad tiene el gobierno que se merece, y la 'Sicilia de txapela y txistu' ha optado hace muchos años, más de treinta, por someterse a la 'cosa nostra' euskalherríaca.

Nos decía ayer el euskobarómetro que se nota un pequeño cambio de tendencia, que parece que una opción que se diluye es la del frente nacionalista que gobierna la CAV, y que parece que resurge una posible entente 'socio-nacionalista'. No nos engañemos, eso no es un cambio, es una vuelta a lo antiguo, a lo fracasado, al gobierno nacionalista que con socialistas en él desarrolló una política nacionalista, desde 1986 a 1998. Más de lo mismo.

Y si alguien tiene alguna duda de que el PSE haya cambiado, podemos decir que sí, que ha derivado a peor, con el ultranacionalista amigo de la ETA y de los mamporros a su esposa Eguiguren de presidente, y el amigo de Batasuna y de las mesas de diálogo con terroristas López de secretario general.

¿Y el PSOE no puede hacerles modificar su política? En absoluto. No hay nada más nacionalista en estos momentos que el 'gobern de caciques' catalán que preside el socialista Montilla, ni la 'xunta de caciques' gallega que dirige el socialista Touriño.

Así que nadie se lleve a engaño, a una sociedad enferma corresponde un gobierno enfermo. A las elecciones vascas se presentará un abanico multicolor pero nacionalista, del PNV al PSE pasando por los apéndices de EA, IU y Aralar, un partido neocarlista y foralista como el nuevo PP sin María San Gil, y un único partido nacional, la UPyD de Rosa10, el único partido que entre el tute y el tiro en la nuca defenderá una nación española de ciudadanos libres e iguales. Una fuerza política que con seguridad no gobernará, pero que supondrá un soplo de aire fresco en el asfixiante parlamento vasco.

12 diciembre 2008

POLÍTICA DE ENERGÚMENOS


Energúmenos son personas furiosas y alborotadas según la RAE, y por lo tanto no me refiero en esta ocasión a los violentos de la política, que también los hay, y que gracias a la concesión de Zapatero incluso financian a ETA desde sus cargos institucionales del Parlamento Vasco y de 42 ayuntamientos vascos y navarros.

Energúmenos de la política son algunos líderes de los partidos del arco democrático que llevados de su sectarismo crispan la vida pública con sus insultos, bravuconadas, amenazas e improperios, y que están arrastrando consciente o inconscientemente a una buena parte de los ciudadanos al tradicional guerracivilismo español, tan bien representado por Goya en su pintura de los garrotazos.

Energúmeno es, sin duda, el independentista catalán Joan Tardá, cuando el grito totalmente respetable de ¡viva la república! lo cierra con un infame ¡muera el Borbón!

Energúmeno es, claro está, el socialista y presidente de la federación de municipios españoles Pedro Castro, cuando grita con vehemencia y rabia que la mitad de los españoles que votan a la derecha son 'tontos de los cojones'.

Y energúmeno es, naturalmente, el ex franquista, tutor y protector de Gallardón, y presidente fundador del PP Manuel Fraga, cuando con supuesta pero ininteligible ironía afirma que hay que colgar a los nacionalistas.

Los tres habrían dimitido de sus cargos en cualquier país de nuestro entorno democrático, pero éstos por supuesto ni lo hacen ni lo harán.

Lo peor de todo esto es que los energúmenos de la política están triunfando, están proliferando, y están protagonizando la indeseable 'política de energúmenos' que impera en España.

04 diciembre 2008

AYUNTAMIENTOS TERRORISTAS


ETA ha vuelto a asesinar a un inocente, inocente como todos y cada uno de los casi novecientos mártires que ha ocasionado el nacionalismo vasco, y los hipócritas de turno -políticos, empresarios, sindicalistas, intelectualoides- vuelven a darnos la tabarra con sus plañideras. El hedor que producen con su halitosis políticamente correcta es insufrible.

Hipócritas porque todos sabemos que a este empresario azpeitiarra lo han asesinado probablemente con información y logística facilitadas por los etarras que gobiernan el ayuntamiento de Azpeitia, y con financiación en su parte alícuota probablemente del dinero público que ETA recibe en ese mismo pueblo. Financiación que en cualquier caso ETA recibe a manos llenas a través de sus pantallas políticas PCTV y ANV de manera habitual, y para más INRI ahora con una inyección directa de Zapatero a los consistorios de ANV de millones de euros con motivo de la crisis económica.

¡Basta ya! Zapatero permitió con su falso proceso de paz que los etarras entraran en el parlamento vasco y en los ayuntamientos vascos y navarros, a pesar de la existencia de la ley de partidos políticos que inhabilitaba a los terroristas. Y aunque el Tribunal Supremo con posterioridad a ilegalizado a ANV, Zapatero se niega a disolver los ayuntamientos gobernados por ETA, acción que permiten las leyes ordinarias, pues con menos motivos se disuelven consistorios acusados, por ejemplo, de corrupción: ¡con más razón hay que disolver los gobernados por etarras!

Ayer sólo Rosa Díez tuvo la valentía de reclamar ese acto de limpieza democrática. Hoy, ante la irritación mediática contra el PP, parece que este partido se une a la petición de UPyD. Pero Zapatero no lo hará, porque su plan a medio plazo es volver a negociar con los terroristas. Perdamos toda esperanza.

28 noviembre 2008

INDIA, OBJETIVO DEL ISLAMISMO


Tengo dicho que el islamismo, esa ideología fanática, totalitaria y terrorista, es el 'nazismo del siglo XXI'. Todo son evidencias. Y también que ese Triple Eje contra Occidente que está formando a nivel mundial junto al socialindigenismo de Latinoamérica y el nacionalismo neozarista ruso nos puede conducir en breves años a la tercera y quizá definitiva guerra mundial.


India es el segundo país más poblado del mundo, 1.200 millones de personas lo conforman, y gracias a la influencia colonial portuguesa y británica primero y a la parcial occidentalización después, es uno de los pocos países del llamado 'tercer mundo' que se puede considerar una democracia, aunque tenga algunas deficiencias. Muchísimo más democrático por ejemplo que la 'dictablanda' rusa y por supuesto que la dictadura china.

Desgraciadamente India por razones históricas es un país rodeado de estados musulmanes, y el camino indio hacia la democracia liberal, hacia la única civilización realmente existente que es la occidental, le hace ser doblemente objetivo de los musulmanes fanáticos, es decir, de los islamistas. Para ahondar aún más en el odio islamista, en estos momentos el gran país del subcontinente está gobernado no por los nacionalistas hindúes, que se están radicalizando ante la ofensiva musulmana, especialmente proveniente del vecino Pakistán, auténtica caverna donde se ha incubado el islamismo sunní, sino por el partido del Congreso, lo más parecido a una fuerza liberal y democrática al estilo occidental.

La masacre de Bombai, que no es el primer atentado de la 'yihad' en tierras indias ni desgraciadamente será el último, ha dejado un saldo todavía no cerrado de más de un centenar de muertos y varias centenas de heridos. Ha tenido también el aspecto relevante para nuestro país de que ha pillado en medio a la presidenta de Madrid y diversos componentes de su delegación político-empresarial, además de algún otro conciudadano.

Esperanza Aguirre ha salvado la vida de milagro, y el trágico incidente nos ha revelado aun otro desdichado aspecto de la política española. También ha sufrido las consecuencias del múltiple atentado una delegación de eurodiputados, entre los cuales estaba el nacionalista catalán Ignasi Guardans. Pues bien, cuando todo el mundo, incluidos los adversarios políticos de Esperanza Aguirre, desde Zapatero al monarca, han felicitado a la presidenta por salvar la vida de milagro entre charcos de sangre y le han mostrado su afecto ante esa peripecia humana que hace olvidar los rencores políticos, el nacionalista Guardans no ha tenido más comentario que criticar políticamente a Esperanza Aguirre por según él haber salido corriendo de la masacre (sic).

Guardans es un nacionalista, y por tanto es un fanático. Fanático que no mata como otros, pero que hiere con la palabra y que anima a otros fanáticos a matar. Miserable Guardans. Miserable catalanismo.

23 noviembre 2008

POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN


Es verdad que una botella a medias se puede ver medio llena o medio vacía, todo depende de la actitud con que se mire. Así que no sé si es algo positivo o negativo lo que pasó este sábado al mediodía en la antigua 'ciudad condal', ahora convertida en 'poblado principal' de la tribu catalanista.

El gobiernito catalanista creó un tribunal inquisitorial para censurar la libertad de los medios de comunicación, algo sólo existente en las dictaduras fascistas, comunistas o islamistas, y en las dictablandas putinescas y chavistas: el famoso CAC, cuyas siglas denuncian su raíz etimológica, pues su nombre -aunque sus autores no sean conscientes porque se trata de un 'acto fallido'- viene de CAC-ICADA, acción arbitraria propia del cacique, del jefe de la tribu, y por extensión del oligarca aldeano decimonónico, como bien ha calificado la prensa extranjera a la 'generalitat' catalana.

Y este 'santo oficio' ha repartido de manera irracional frecuencias de radio, inundando de emisoras a sus amigos y correligionarios, y arrebatándoselas a la oposición al gobiernito neocaciquil, no sólo a la COPE sino a los críticos más tibios como Vocento.

Como siempre la nueva CEDA, el PP confesional e hipócrita, ha criticado la actuación antidemocrática de la inquisición nacionalista, pero no ha movido un dedo de más. Sólo el partido 'Ciutadans' se ha atrevido a convocar una concentración frente a la sede del CAC. Y sólo UPyD se ha sumado a ella.

Es reconfortante pensar que todavía quedan valientes en este 'petit país', pero no lo es ver que ante una censura sin precedentes en las democracias occidentales, sólo unos pocos centenares de personas son capaces de salir a la calle para protestar. Y que ningún otro partido -aparte de Ciutadans y UPyD- apoya el grito de 'libertad de expresión', ni los nacionalistas, por supuesto, ni siquiera los nacionales como el PSOE y el PP.

22 noviembre 2008

RUSIA INVADE ESPAÑA


En el siglo XXI las conquistas imperiales raramente se producen enviando tropas por delante, sino que se utiliza la infiltración económica, tecnológica y política para hacerse con los núcleos de poder de un país. Es un proceso lento y camina a pasos, pero a la larga es efectivo al máximo.

Este verano vimos una demostración evidente con la actuación de uno de los tres polos del nuevo Triple Eje que nos conducirá a la tercera guerra mundial. El nacionalismo neozarista de Rusia -los otros dos polos son el islamismo capitaneado por Irán y el socialindigenismo liderado por Hugo Chávez- invadió un país independiente y democrático como Georgia, y su acción quedó impune. ¿Por qué? Muy fácil, porque su tradicional opositora, la poderosa Alemania, no pudo permitir que la UE reaccionara con contundencia ante el salvaje acto imperialista. Simplemente, la nación germana es dependiente en grado elevado de la energía rusa, es 'esclava energética' de Gazprom, una empresa pública rusa, auténtico caballo de Troya del neozar Putin.

El nacionalismo ruso es una máquina de guerra perfecta que funciona con un motor, la oligarquía rusa -esencialmente del sector energético-, una carrocería de lujo, el autoritario Estado ruso liderado por el ventrílocuo Putin y su 'monchito' Medvedev, y un aparato armado, la mafia rusa. El complejo político-oligárquico-mafioso es un artefacto muy bien ensamblado y tremendamente eficaz.

Pues bien, parece que el nacionalismo neozarista ha decido comenzar la invasión del alejado pero estratégico extremo sudoriental europeo, y ataca con su 'caballería' de la industria energética. En este caso es la entrada en Repsol de la sedicente empresa 'privada' Lukoil, dirigida por el oligarca Alekperov, íntimo de Putin, y que cuenta como accionista principal al jefe de la mafia rusa encarcelado en España, un tal Kalashov. Ese es el retrato de familia.

Hasta Felipe González se opone a este invasión rusa, porque la infiltración en la 'joya de la corona' de la industria petrolera española Repsol supone además conquistar Gas Natural y en breve la eléctrica Unión Fenosa. Incluso el gobierno liderado por el ministro de Industria Sebastián se opone a la invasión neozarista.

Queda por tanto para el futuro una incógnita: ¿quién ha visitado a Zapatero y le ha convencido para que dé luz verde a esta operación de asalto a todo el núcleo estratégico de la energía nacional?

21 noviembre 2008

LA TERCERA CULTURA


Más allá de las ciencias y las humanidades, a la luz del pensamiento crítico y del conocimiento científico legados por la Ilustración, a la vez contra el dogmatismo y el relativismo que nos invaden, ha nacido en España una plataforma cultural denominada Tercera Cultura.

Su objetivo no puede ser más elevado: "El conocimiento científico y el pensamiento crítico acostumbran a estar ausentes de los debates sociales y políticos actuales; sin embargo, en un mundo global donde la ciencia ocupa una posición fundamental en el avance humano, es preciso y urgente que ciencias y humanidades empiecen a converger. Tercera Cultura es la plataforma de impulso de este binomio, indispensable en nuestro modelo de sociedad moderna. Tercera Cultura -a casi cincuenta años de la célebre conferencia de C.P. Snow en Cambridge- es una plataforma que pretende impulsar en nuestro país un entorno intelectual y una red social formada por personas comprometidas en la socialización del pensamiento crítico".

Pero como una imagen vale más que mil palabras, ciertamente lo mejor es echar un vistazo a los intelectuales que la integran:

Colaboradores:

Arcadi Espada, periodista y escritor
Robert Redeker, filósofo y escritor
Antonio Elorza, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid
Ibn Waraq, autor de libros sobre el Islam
M. Angel Sabadell, editor de Ciencia de la revista Muy Interesante
Santiago González, periodista
Fernando Savater, ensayista y Catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid
Carlos Martínez Gorriarán, profesor titular de Filosofía de la UPV-EHU
Ramón Núñez, director del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, Madrid
Manuel Toharia, director Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia
Félix Ares de Blas, escritor y divulgador científico
José Lázaro Sánchez, profesor de Historia y Teoría de la Medicina. Dpt. Psiquiatría UAM
Gabriel Tortella, catedrático Emérito de Económicas de la Universidad de Alcalá

Consejo de redacción:

Vicente Carbona, licenciado en Ciencias Políticas/Relaciones Internacionales y máster en Periodismo, de Boston University.
Roger Corcho, filósofo
Mª Teresa Giménez Barbat, antropóloga, master en Gestión Pública y Organizaciones no Gubernamentales (UAB) y escritora
Alex Mestre, Licenciado en Políticas / Estudios del Asia Oriental. Máster en Márketing y Comunicación en La Salle.
Eduardo Robredo Zugasti, filósofo y redactor de la web La revolución naturalista.

Sin palabras.


15 noviembre 2008

LA CATALUÑA CHAVISTA


Cataluña se desliza sin prisa pero sin pausa, desde hace treinta años, por la senda de la limitación de los derechos cívicos y de las libertades elementales, como corresponde a un gobierno autonómico que ha estado y está en manos del nacionalismo -de derechas primero y luego de izquierdas-, doctrina predemocrática que antepone los supuestos derechos de los colectivos a los de las personas, únicos sujetos de derechos, por razones de obviedad científica: las personas son seres realmente existentes, los colectivos -nación, etnia, raza, clase- son meros constructos mentales, artefactos culturales.

Pero la deriva totalitaria del gobierno socialnacionalista de Montilla está alcanzando cotas inimaginables, pues está siguiendo los pasos del caudillo golpista venezolano Chávez, que cercena la libertad de expresión a su gusto, por ejemplo cerrando policialmente la única TV que criticaba al gobierno. Montilla, al estilo del gorila rojo, ha decidido cerrar dos emisoras de la COPE, una de las pocas radios opositoras al gobierno de Zapatero y al de su vicario catalán, Montilla.

No se trata de opinar sobre si lo que se dice en la COPE gusta o no gusta al gobierno y a las 'juntas caciquiles', que no otra cosa son ahora los gobiernos autonómicos. Se trata de la libertad de expresión, uno de los pilares de la democracia. Y a los medios de comunicación de empresarios-felpudo del poder como los de Lara et al, sólo cabe recordarles lo que nos contaba Martin Niemöller y aquello de "Cuando los nazis se llevaron a los comunistas yo me callé, pues no era comunista. Cuando vinieron por los judíos yo no dije nada, pues no era judío. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas yo me callé, pues yo no era socialdemócrata. Cuando se llevaron a los católicos yo no protesté, pues yo no era católico. Cuando me llevaron a mí ya no había nadie que pudiera protestar".

Por eso cuando una revista del prestigio de "The Economist" refleja una pequeñísima parte de la falta de libertades reales en Cataluña, y define perfectamente al régimen como caciquil, comienzan a vociferar los caciquillos y subcaciquillos reclamando nada menos que una rectificación a "The Economist", demostrando con su desconocimiento del concepto de libertad de expresión que la publicación británica se ha quedado corta en sus críticas.

Y mientras tanto, la 'junta de caciques' catalana presidida por Montilla cercena también la libertad de manifestación, permitiendo el linchamiento de los miembros de 'Ciutadans' que participaban en una manifestación legal contra la ley educativa, porque los mozos de escuadra, presentes pero inmóviles, recibieron órdenes de la autoridad política. Otro comportamiento chavista del gobiernito catalán.

Montilla ha emprendido una vía hacia la 'dictadura fáctica' similar a la de su amigo el también socialnacionalista Chávez. ¡Qué pena de destino para esta región catalana, que durante todo el siglo XX fue la punta de lanza de los valores de la democracia y del progreso económico en España, y ahora sólo aspira a ser una república bananera sin libertades pero plena de corruptelas!

07 noviembre 2008

OBAMA CONTRA ZAPATERO


Causa verdadero regocijo contemplar cómo Zapatero y con él todos los progres de salón de España y del mundo entero saludan con entusiasmo la victoria histórica de Barack Obama como presidente electo de los Estados Unidos de América.

Porque es verdad que el primer presidente mestizo de esta gran nación comparte con Zapatero un formidable aparato mediático y de marketing además de un don de gentes cautivador propio. Pero ahí se acaban los parecidos, porque ni siquiera podemos decir que comparten la misma ideología.

Bastarán tres sencillos ejemplos para demostrar el abismo ideológico que separa a ambos líderes, dos frases del primer discurso y la primera decisión política de Barack Obama.

Primera sentencia -nunca mejor dicho- del futuro presidente americano: "En este país, avanzamos o fracasamos como una sola nación, como un solo pueblo". Compárese con la teoría zapateril de que España como nación es un concepto discutido y discutible, con su política sectaria a ultranza, su división de los españoles en buenos y malos, su cordón sanitario para aislar a media España ...

Segunda frase: "A aquellos que quieren destruir este mundo [les decimos]: os derrotaremos", que se dirige sin duda no sólo contra los terroristas sino contra los enemigos de la civilización, los islamistas, los indigenistas. Lo podemos comparar con las charlatanerías de ZP sobre la imposible 'alianza de civilizaciones' entre civilizados e islamistas, con su apoyo a los caudillos indigenistas de América Latina, y por supuesto con el proceso de negociación política con una banda terrorista.

Primera decisión política: nombrar como jefe de gabinete, como su futuro 'cerebro político' a un judío. Mensaje claro para los fundamentalistas musulmanes y para los dictadores árabes que pretenden destruir el único recinto civilizado y democrático de Oriente Medio: Israel. Entretanto, ZP y Moratinos se ponen el pañuelo palestino y promocionan sin descanso su mamarrachada de la alianza de civilizaciones.

Obama pertenece a lo que en la tradición anglosajona se llama 'izquierda liberal', lo que últimamente ha tomado forma como 'izquierda eustoniana' por el famoso manifiesto de Euston que define con precisión sus diferencias con la derecha tradicional pero también con la izquierda sectaria, antiamericana, proislamista y populista. Manifiesto apoyado en su día por Fernando Savater y otros miembros de UPyD, el partido de Rosa Díez. He ahí, si podemos comparar posicionamientos políticos, el partido español que más se parece al Partido Demócrata y especialmente a Barack Obama.

02 noviembre 2008

NAVARRA, ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO


Todos los acontecimientos se precipitan en el importante tablero navarro de la política nacional. No es casualidad que la demolición del pacto del 91 de todo el espectro navarro de centro-derecha -desde la extrema derecha hasta el centro liberal, desde el neocarlismo clerical y caciquil hasta el liberalismo pasando por la derecha conservadora- haya coincidido con la orden de ETA que hoy hemos sabido: atentar sin descanso en Navarra para crear el caldo de cultivo de la 'dictadura del miedo' como el que existe en el País Vasco.

Una vez más la 'caverna' navarra ha traicionado el proyecto nacional de la derecha liberal española para venderse al testaferro del imperialismo nacionalista vasco, que no otra cosa es el PSN sino el caballo de Troya del pacto de Estella, el arco PNV-EA-IU-ETA, venderse por el consabido 'plato de lentejas' de fueros y privilegios para el antiguo Reyno, fueros y privilegios que como siempre ocultan la sustancia nutritiva del plato, el poder para el cacique mayor, la poltrona para el 'carlistón', el momio y la sinecura para el nuevo 'virrey de Navarra', el traidor Miguel Sanz.

El PNV es hijo putativo del carlismo, y aunque los avatares históricos les han llevado a oponerse algunas veces, otras muchas han coincidido, especialmente cuando se tenían que enfrentar al liberalismo, al progresismo, a una nación como la española de ciudadanos libres e iguales sin privilegios, unos defendiendo los 'derechos de las piedras' de Euskadi y otros los 'derechos de las piedras' de Navarra, y ambos defendiendo los 'derechos de los muertos', pues no otra cosa es la ideología nacionalista o regionalista, defender los derechos de los territorios y de la Historia, en vez de los derechos del ciudadano.

El 'Bellido Dolfos' con boina roja de Miguel Sanz se ha vendido al PSOE con el pretexto de defender Navarra del 'anschluss' vasquista, pero se ha vendido al partido de Zapatero, el que había negociado la entrega del antiguo Reyno al proyecto de la mítica Euskal Herria mediante un órgano de decisión común, y que sólo la intransigencia suicida de los dirigentes de ETA echaron al traste. Pero nadie duda de que ZP volverá a negociar con ETA y entregará Navarra de una forma u otra, y entonces se verá el auténtico alcance de la traición del nuevo 'virrey carlista'.

Tampoco Rajoy se puede 'ir de rositas' en esta crisis navarra, porque su falta de autoridad al ceder poder en el PP a los partidarios peperos de los regionalismos y de las 'simpatías con los nacionalistas' han crecido al carlistón. Si las direcciones del PP de Cataluña, Valencia, Baleares, Andalucía, Galicia y Canarias proclaman sus respectivas 'naciones' (sic), si el PP vasco de Basagoiti quiere parecerse a UPN ... ¡cómo el neocarlista Sanz no iba a proclamar su independencia dentro del conglomerado PP-UPN, puesto que él era formalmente de otro partido!

La desunión del centro-derecha llevará al poder en las próximas elecciones forales a la alianza PSN-nacionalistas vascos, y el objetivo de ETA estará más cerca que nunca. La rendición de Zapatero ante la organización terrorista ya será posible, porque ETA puede renunciar a algunas cosas pero nunca a Navarra, porque esta comunidad es la que permite alcanzar la 'masa crítica' demográfica y económica necesaria para la secesión.

27 octubre 2008

ZAPATERO ANTE EL POSIBLE ASESINATO DE ALCARAZ


El ministro del Interior, o sea Zapatero, puesto que una decisión de este calibre ha de ser consultada con el jefe del gobierno, ha decidido dejar sin escolta a Francisco José Alcaraz, ex presidente de la AVT.

Alcaraz lideró la rebelión cívica contra la negociación de Zapatero con ETA y triunfó en toda regla, por lo que es un personaje odiado tanto por ETA como por Zapatero. Está claro que ambas partes desearían todo lo peor para él, pero Zapatero es un hombre honrado, por lo que nunca desearía su muerte.

Ahora ZP le ha dejado sin escolta, mientras la mantiene por ejemplo a asesinos en serie como De Juana Chaos. ETA no es honrada, así que podrá asesinar a Alcaraz sin problemas. Zapatero pondrá cara seria, hará esa especie de 'pucheros' que es la mueca que pone en los funerales, y engolará la voz para condenar una vez más a la organización nacionalista vasca.

Pero ¿de verdad ETA sería la única responsable del posible asesinato de Alcaraz?

24 octubre 2008

ZP, UN LÍDER ANTIOCCIDENTAL


Las naciones tiene el gobernante que se merecen, y desde luego las democráticas el que han votado, así que ningún español debería sentirse asombrado porque Zapatero no participe en la reunión que se celebrará el 15 de Noviembre para analizar la crisis económica y financiera mundial -porque lo de 'refundar el capitalismo' es una bufonada más del desgraciadamente cada vez menos liberal y cada vez más populista Sarkozy-.

Formalmente, Zapatero no ha sido invitado porque España no forma parte directamente del G-20, pero nuestro país está representado en ese 'club privado' por medio de la Unión Europea, y en concreto por el presidente de la Comisión Durao Barroso.

Lo formidable es que el poderosísimo aparato de 'agitprop' de Zapatero -uno de los mejores del mundo, pues ha hecho jefe del Ejecutivo español por dos veces a un ignorante y frívolo vendedor de crecepelos populistas como el diputado leonés- ha logrado convertir lo que es una exclusión aparentemente lógica en una demagógica campaña de victimismo -una vez más- a cuenta de la supuesta persecución por parte del demonizado Bush, del mismísimo Lucifer, como dijera el compañero de ZP, el caudillo populista venezolano Hugo Chávez.

Más de la mitad de la narcotizada sociedad española traga el anzuelo populista, las crédulas gentes que creen en uno de los más perversos mitos de la posmodernidad, el del buenismo y su secuela el pacifismo, y que adoran a Zapatero a pesar de sus engaños y de sus fracasos porque les habla de ansia infinita de paz, de talante y de diálogo, de conceptos discutibles y discutidos, de alianzas de civilizaciones, de nación de naciones y de otros muchos brebajes ideológicos.

Y la realidad es que Zapatero no puede ir a esa cumbre económica mundial porque España, repito, no forma parte del G-20; pero lo que es cierto es que EEUU podía haber propuesto otro formato, seleccionando países y líderes mundiales que tuvieran algo importante que decir ante la que quizá es la mayor crisis contemporánea. Y por supuesto se podía haber elegido a España como undécima potencia económica -que no octava como afirma demagógicamente Zapatero-, pero nunca se habría elegido a un líder antioccidental como Zapatero, cuya política internacional desde hace cuatro años ha sido ofender a EEUU y sus aliados -ofensa gravísima para un norteamericano como es el agravio a su sagrada bandera, retirada unilateral y vergonzosa de Irak con petición expresa de que otros países también lo hicieran, ventas de armamento a Venezuela, etc- y establecer alianzas tercermundistas con los Estados antioccidentales de todo el mundo, la mayoría de ellos filoterroristas, como la dictadura cubana, los regímenes indigenistas de Latinoamérica encabezados por el golpista Chávez, las teocracias islámicas lideradas por Irán, etc.

Ciertamente ZP es capaz de convertir sus tremendos fracasos políticos en charlatanería populista, pero no es mérito suyo, es todo de esta sociedad española de 'nuevos ricos' que en su infantilismo político sólo escucha lo que quiere oír, bonitas palabras de un convincente vendedor de crecepelo. Pero atención, porque quizá la crisis económica deje a más de un progre de salón con una mano y otra detrás, y se dé cuenta entonces de que un gobernante no está ahí para adormecernos con su cháchara buenista sino para solucionar los problemas, y sobre todo para no crearlos donde no existen.

16 octubre 2008

AL PP LE CRECEN LOS ENANOS DE LAS TAIFAS


La nueva CEDA de Rajoy, esa confederación española de derechas autónomas que pretende hacer llegar al PP a la Moncloa, apenas ha sido botada y ya comienza a hacer aguas.

Lógico, porque un diseño confederal donde cada autonomía se autoconstituye en soberana, pisoteando la Constitución vigente que deposita la soberanía de la nación en el pueblo español, es decir, en el conjunto de todos los ciudadanos españoles, no puede llegar a buen puerto.

Los peperos catalanes se niegan a firmar el Manifiesto por una Lengua Común y piden participar en el 'frente catalanista' contra el gobierno español, los peperos baleares entre corrupción y corrupción se dedican a perseguir a los ciudadanos que quieren que su hijos estudien en su lengua materna, los peperos andaluces proclaman la existencia de la nación andaluza (sic) y blindan el baile flamenco y el río Guadalquivir, los peperos gallegos alardean como un 'Ibarretxe con gaita' de que llevan el galleguismo en los genes.

Ahora, todo el PP del Congreso, excepto dos valientes diputados de Murcia por razones obvias, ha votado a favor de un nuevo estatuto de Castilla-La Mancha que pretende blindar el río Tajo, impidiendo por ley a priori cualquier posibilidad de trasvase a las cuencas sedientas del Mediterráneo aun cuando en algún momento futuro sobrara agua a raudales en un río que -como el Ebro y el Guadalquivir- no es de una comunidad por la que pasa accidentalmente sino patrimonio de todos los ciudadanos españoles. De nuevo se ha visto que sólo queda un partido nacional en las Cortes, sólo la UPyD de Rosa Díez se ha opuesto a este disparate inconstitucional.

Pero la mejor demostración de que al 'circo' del neocedista PP le han crecido los enanos de las taifas es la rebelión de su socio navarro UPN, que ha decidido que para su proyecto neocarlista, es decir, para su proyecto de defender los fueros y los privilegios de una región a costa del bien común de todos los ciudadanos españoles, le conviene convertirse en una bisagra al estilo del esperpéntico Partido Regionalista de Cantabria. El objetivo de Miguel Sanz y del noventa por ciento de UPN es conservar la poltrona del gobierno de Navarra, para ello ha de defender demagógicamente privilegios para la comunidad foral, y para ello ha de separarse del PP para pactar con el PSOE, como hace el atrabiliario 'señor de las anchoas' cántabro. Pronto veremos a Sanz llegar a la Moncloa en taxi con una caja de latas de espárragos. Claro que como el 'nuevo PP' ha de ser simpático con los nacionalistas, quizá veamos a Rajoy bajarse los pantalones ante los carlistones navarros.

En el fondo no es más que la táctica que han empleado por decenios los nacionalistas y que ahora han comenzado a aplicar los regionalistas. Auténtica prostitución política, venta de su 'cuerpo electoral' a cambio de dinero, mucho dinero. Se entiende de la siglas de UPN lo de Unión y lo de Navarra, pero lo de la 'P' quizá tenga varias lecturas.

04 octubre 2008

RAZONES DE UNA INFAMIA


El miércoles pasado las Cortes Españolas tuvieron que soportar una vez más un ejemplo de perversión parlamentaria y democrática, cuando un miserable sin nombre , un culiparlante del PSOE, aprovechó una moción de Rosa Díez para difamarla e injuriarla gravemente.

Ver este vídeo es vomitivo pero ilustra a la perfección por qué la degeneración de los partidos tradicionales exige la emergencia de un partido nuevo como UPyD, una fuerza política transversal que combata la putrefacción de la partitocracia española, donde no existe la separación de los tres Poderes, donde los separatistas que quieren destruir la nación son la llave del gobierno nacional, donde se pisotea a diario la Constitución.

Pero si quieren conocer las razones de la infamia, los motivos del sucio comportamiento del PSOE con la parlamentaria más honrada del país, analicen el gráfico de más arriba, publicado por un diario no precisamente independiente, el diario 'Público' de los visitadores de la Moncloa.

28 septiembre 2008

LA MANIFESTACIÓN QUE NUNCA EXISTIÓ


A pesar de que casi todos los medios de comunicación de Cataluña han ocultado la manifestación contra el monolingüismo dictatorial del catalanismo reinante, ésta ha logrado reunir a más de cinco mil valientes que se han arriesgado a ser reconocidos por vecinos y compañeros de trabajo, y ser marcados simbólicamente con una estrella amarilla, como gentes 'inadaptadas' que han de ser excluidas definitivamente de la vida cívica y política.

La manifestación ha sido convocada por 'Ciutadans', a ella se han adherido UPyD y un incoherente PP -que se negó a firmar el manifiesto por una lengua común-, y catorce entidades cívicas que defienden la igualdad de todos los españoles a lo largo de todo el territorio español, como la Asociación por la Tolerancia, Convivencia Cívica Catalana y el Foro Ermua. ¿Es posible que haya que luchar en la Cataluña del 2008 por los derechos civiles para todos como en el profundo Sur estadounidense de los años sesenta?

Es estremecedor para la democracia española el hecho de que no sólo los medios de comunicación catalanistas -casi todos los de Cataluña- hayan boicoteado la manifestación por la libertad lingüística, sino que empresas pretendidamente privadas, supuestamente independientes y presuntamente nacionales hayan censurado -repito, censurado- la emisión contratada de unas cuñas publicitarias de la manifestación. Onda Cero y Punto Radio no hacen nada cuando los nacionalistas van a por los 'nuevos judíos', en el futuro no podrán quejarse cuando los nacionalistas vayan a por ellos.

21 septiembre 2008

MUNICH 1938, BRUSELAS 2008


Exactamente cuando vamos a conmemorar -que no celebrar- el 70º aniversario de la oprobiosa claudicación de la Europa democrática ante Adolf Hitler en los acuerdos de Munich, cuando los mandatarios de Francia y Gran Bretaña aceptaron de buen grado la política expansionista del dictador alemán -Austria, los Sudetes...- bajo el fetiche de la paz, el diálogo y la respuesta proporcionada, justo ahora, la Unión Europea ha caído bajo el mismo e ignominioso síndrome muniqués.

En efecto, la jugada maquiavélica del Kremlin para provocar a un ingenuo presidente georgiano ha dado resultado, y la neozarista Rusia de Putin ha logrado 'de facto', con su invasión de una Georgia teóricamente libre y teóricamente protegida por Occidente, la anexión, vestida de secesión unilateral, de buena parte del territorio georgiano.

Y de nuevo los mandatarios europeos han mostrado su criminal política de apaciguamiento inventada por los estúpidos Daladier y Chamberlain, que tal y como lo había advertido Churchill llevaron a Europa al deshonor por tratar de evitar una guerra, guerra que lógicamente llegó más tarde dado el imparable afán expansionista de la Alemania nazi.

Sabíamos del desinterés de la canciller democristiana germana, condicionada por su dependencia del gas ruso, sabíamos de la crisis interna que vive el primer ministro laborista británico, pero quien nos ha defraudado totalmente ha sido el presidente francés, un Sarkozy que ha perdido todo su crédito de dirigente liberal y sin complejos. Bruselas ha hecho el ridículo, porque antes de bajarse los pantalones ante los dictadores del Kremlin, aún tuvo tiempo de 'amenazar' con unas necesarias sanciones económicas que nunca llegaron.

Como en 1938, sólo unos pocos intelectuales han alzado la voz ante la ceguera de los políticos europeos. La mejor muestra ha sido la de los filósofos franceses André Glucksmann y Bernard-Henri Lévy, aunque el primero apoyara a Sarkozy en las pasadas elecciones francesas y el segundo a la candidata socialista. Pero ambos son profundamente liberales, y además conocen la historia, saben de lo que hablan. El título de su artículo conjunto lo dice todo: ¿SOS Georgia?, ¡SOS Europa!.

14 septiembre 2008

UPN Y LAS TAIFAS DEL PP


Quien siembra vientos recoge tempestades, y quien desde la derecha habla de guiños simpáticos a los separatistas, defensa de fueros, privilegios territoriales y derechos históricos recoge regionalismos, cantonalismos y hasta insurrecciones en toda regla.

Porque esa es la razón de fondo que subyace en la grave crisis entre el PP y su hasta ahora versión navarra de UPN, crisis que si se agrava desembocará sin ninguna duda en el ascenso al gobierno navarro del secesionismo anexionista vasco de la mano de su palanganero, el PSN, que es el punto de inflexión que esperan todos los nacionalistas vascos incluida ETA para dar el golpe definitivo a la constitución que impide la secesión vasca.

Cuando la taifa pepera en Cataluña se niega a firmar el manifiesto por una lengua común, participa en la charlotada falsaria del once de Septiembre, vota por la estelada o bandera separatista 'a la cubana' y ruega que le dejen participar en el frente nacionalista contra Zapatero en el tema de la financiación; cuando la taifa pepera andaluza promociona un estatuto que denomina nación a su región, pretende blindar el Guadalquivir y el flamenco (sic) y eleva a rango de héroe andaluz a un reaccionario protonazi; cuando la taifa pepera de Galicia defiende el 'apartheid' lingüístico instaurado por el ex franquista Fraga y proclama que porta el galleguismo en los genes (sic); cuando la taifa pepera de Baleares participa también en el 'apartheid' lingüístico y pretende formar gobierno con los nacionalistas de UM; cuando la taifa pepera de Valencia da a luz un estatuto a imagen y semejanza del catalán añadiendo la 'cláusula Camps' del "y yo también" a cualquier desafuero anticonstitucional y ahora comienza a arrastrar a su comunidad al 'apartheid' lingüístico; cuando la nueva dirección del PP vasco quiere olvidar la estrategia nacional de María San Gil y pretender convertirlo en un partido fuerista "pegado al terreno, al estilo de UPN", que dijo su nuevo líder ...

... ¿nos puede extrañar que un partido diferenciado aunque aliado como es UPN pretenda llevar a sus últimas consecuencias la conversión del antiguo partido nacional del PP en una confederación española de derechas autónomas, en una nueva CEDA de infausto recuerdo? El presidente navarro Sanz aprovecha la dinámica confederalista de Gallardón-Moreno por voz de Rajoy-Monchito para 'proclamar su independencia' y votar en las Cortes con el PSOE como pago al sostén que este partido hace con UPN en el parlamento navarro.

Todos los días la realidad nos devuelve una lección: ya sólo queda un partido nacional que defienda la España de ciudadanos libres e iguales en derechos, una España donde sólo las personas tengan derechos, y donde no tengan derechos las piedras (los sedicentes derechos de los territorios de los peperos regionalistas) ni tengan derechos los muertos (los sedicentes derechos históricos de los fueristas peperos). Sólo nos queda UPyD.

13 septiembre 2008

PROFANACIÓN DE LA TUMBA DE MONTESQUIEU


Mientras los ignorantes creen que la esencia de la democracia es 'únicamente' la posibilidad de votar a los dirigentes políticos -por lo que dictadores que han alcanzado el poder mediante las urnas como Hitler, Fujimori, Chávez o Putin son supuestos demócratas-, los que no somos analfabetos funcionales sabemos desde la Ilustración que las elecciones no sirven de nada si no existen otros principios básicos de la democracia, como son el imperio de la ley, las libertades efectivas, los derechos del hombre y del ciudadano y, desde luego, como piedra angular definida por Montesquieu, el contrapeso de los tres poderes, que Ejecutivo, Legislativo y Judicial sean realmente independientes.

El ínclito socialista Alfonso Guerra ya nos anunció con algarabía en 1985 que "Montesquieu había muerto", haciendo referencia a que el gobierno de mayoría absoluta del PSOE, con la complicidad de una derecha en fase de recomposición tras la implosión de la UCD y la toma del mando por el ex franquista y profundo antiliberal Manuel Fraga, había logrado la sumisión del Poder Judicial al Legislativo, al cambiar la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial, y dar una vuelta de tuerca más al Tribunal Constitucional, a la Fiscalía General y a todos los estamentos judiciales.

Con Aznar y el PP en el gobierno, nuevamente ambos partidos pactaron contubernios partidistas que amordazaron aún más al Poder Judicial, que pasó a ser un tentáculo más de los partidos políticos. Montesquieu no sólo estaba muerto sino enterrado con una losa encima.

Y ahora, ese 'nuevo PP' dirigido por el 'nuevo' Rajoy que se ha marcado como objetivo ser simpático para los nacionalistas ha dado el paso final: ha unido sus fuerzas no sólo al PSOE sino a los dos principales partidos separatistas (CiU y PNV) para pactar una nueva composición del CGPJ totalmente política, donde hasta han perdido la vergüenza y han elegido no sólo a ex dirigentes políticos sino a diputados y senadores en activo, y como colofón han dado la mayoría decisiva a los dos 'comisarios' secesionistas.

Naturalmente todos los partidos están contentos; sólo un partido nacional -el único que queda- ha levantado la voz contra esta ignominia antidemocrática, la UPyD de Rosa Díez. Aunque la líder vasca se equivoca en un pequeño detalle: el 'muerto' no descansa en paz. PSOE, PP, CiU y PNV han llevado a cabo lo inimaginable: han profanado la tumba de Montesquieu.

Ni siquiera podemos desear un 'descanse en paz' al cadáver del símbolo de la democracia en España.

07 septiembre 2008

VUELVE EL MITO


Como cada once de Septiembre vuelve el mito, el mito de la inexistente nación catalana fundada en una inexistente defensa de una supuesta Cataluña frente a los tropas invasoras españolas que se quebró ese mismo día de 1714.

Todo el mundo sabe que se trataba de una guerra civil española, una más de las muchas habidas, en base a una lucha dinástica entre los Borbones y los Habsburgos por suceder al desgraciado rey Carlos II. Todo el mundo sabe que, sencillamente, la oligarquía catalana, como otras más de diversas regiones españolas, apostaron por el caballo perdedor, y ya está. Como cuando en el siglo siguiente volvió a apostar por el pretendiente equivocado de la mano de curas trabucaires y obispos protonazis, el absolutista y reaccionario pretendiente Don Carlos.

Es verdad que algunos pobres catalanes, con el cerebro lavado por treinta años de doctrina nacionalista expelida desde las escuelas y los púlpitos ignoran la realidad, pero sin duda quienes mejor conocen la verdad histórica son los hipócritas políticos catalanistas. Pero ya dice el manual del buen nacionalista que para 'construir una nación' el fin justifica los medios, en algunos casos hasta los sangrientos, y en cualquier caso no van a dejar que la realidad estropee un buen mito.

Curiosamente, en el aquelarre mítico-nacionalista que se montará en Barcelona el próximo jueves 11 participan todos los partidos nacionalistas como es natural, desde el PSC a ERC pasando por CiU y los comunistas disfrazados de lagarterana econacionalista. Pero lo asombroso es que el partido del síndrome de Estocolmo, el PP de la 'simpática' Sánchez-Camacho participe en la mascarada dando codazos por hacer la ofrenda floral a un inexistente héroe catalanista entre escupitajos, huevos podridos y amenazas terroristas. Claro que si a esto se añade que algún concejal del PP ha dado el sí a que ondee en su ayuntamiento la ilegal y partidista bandera estelada de la supuesta revolución para la liberación de Cataluña (sic), el ridículo alcanza cotas inimaginables.

Sólo Ciutadans y la sección catalana de UPyD han optado por no figurar en la charlotada nacionalista. Afortunadamente todavía existe en España una fuerza política nacional.

31 julio 2008

EL EMPECINADO


Juan Martín Díez llamado 'El Empecinado' nació en Castrillo de Duero, provincia de Valladolid. Su apodo de empecinado, propio de su aldea por la típica pecina o cieno que la caracterizaba, pasó a significar en lengua castellana persona obstinada, terca y pertinaz, por la impronta que dejó en la historia de España. Fue quizá el más famoso y relevante guerrillero español en la guerra de la Independencia frente a la invasión napoleónica, y muchas veces fueron criticadas tanto sus formas y actuaciones concretas como su carácter intransigente, pero su peripecia vital y política nos lo muestra como el prototipo de la dignidad y la lealtad a los principios de la libertad y de la nación política frente al miserable oportunismo y la más alta traición que muchas veces ha predominado en la política de este pobre país.

Siendo uno de los líderes indiscutibles de la resistencia frente a los franceses en nombre de la monarquía constitucional de la primera 'ley de leyes' democrática española de 1812, fue desterrado en cuanto el rey felón Fernando VII -traicionando a los ciudadanos españoles que habían luchado junto al ejército inglés para derrotar a Napoleón- restauró el Antiguo Régimen, esa vieja confederación antiliberal de taifas gobernadas por caciques, curas trabucaires y aldeanos ignorantes.

'El Empecinado' recobró protagonismo durante el breve trienio liberal de 1820 a 1823, pero tras la invasión de los cien mil hijos de San Luis que permitió al rey felón reimplantar el absolutismo, fue desterrado, recibió permiso para volver a España, fue ignominiosamente apresado, obscenamente juzgado, y entre los ultrajes y las ofensas del populacho, como siempre manejado por caciques y clérigos integristas, finalmente ahorcado de manera infame y ominosa.

Tanto liberales como tradicionalistas habían unido sus fuerzas para combatir al imperio francés, tan guerrillero había sido 'El Empecinado' como 'El cura Merino'; pero con el retorno del absolutismo el insurgente liberal finalmente fue traicionado y ajusticiado por la carcundia española.

Juan Martín Díez llamado 'El Empecinado' nació en la provincia de Valladolid, pero podría haberlo hecho en la de Teruel. Se llamaba Juan, pero podría haber tenido por nombre Federico.
* * * * * * * * *
¡FELICES VACACIONES, VOLVEMOS EN SEPTIEMBRE!

27 julio 2008

TÚ OBAMA, YO CHÁVEZ


Dice un proverbio oriental que una imagen vale por mil palabras, y desde luego no merece la pena gastar muchas palabras para demostrar que Zapatero y su izquierda posmoderna han situado a España en los arrabales del mundo occidental, en los suburbios de la civilización realmente existente.

Esta semana hemos podido ver una doble imagen deprimente para este pobre país azotado por los vientos posmodernos del nacionalismo separatista, del multiculturalismo segregacionista, del progresismo de salón, del feminismo analfabeto, del ecologismo de coche oficial y del pacifismo hollywoodiense: Europa agasajando la gira triunfal del candidato demócrata americano Obama y España riendo los groseros chistes del coronel golpista venezolano Chávez.

Dos imágenes opuestas que corresponden a dos dinámicas opuestas. Hemos visto a los gobernantes de la Europa 'real', desde la democristiana Merkel al liberal-conservador Sarkozy, pasando por el laborista Brown, recibiendo con los brazos abiertos al representante de la izquierda liberal norteamericana, una izquierda que por liberal nada tiene que ver con la izquierda zapaterista. Y hemos visto al monarca y al presidente de gobierno españoles aguantando los retrasos chulescos del gorila venezolano, sus zafios chistes sin gracia, y lo que es mucho peor, su ejercicio del poder totalitario que ha acabado con la oposición política y con la libertad de expresión en su país, y ha exportado a otros países iberoamericanos su indígenosocialismo -que tanto recuerda al nacionalsocialismo por pretender el poder total abanderando un populismo basado en la raza por encima de los individuos.

Mientras la izquierda moderada de Obama proclama la libertad individual y la igualdad de derechos y deberes como los pilares de la democracia liberal, y en consecuencia defiende los derechos de Israel como única democracia rodeada de un enjambre de dictaduras árabes de todo tipo y de grupos terroristas, y combate el mayor peligro que existe en el siglo XXI para la democracia cual es el islamismo como doctrina totalitaria político-religiosa, la izquierda de Zapatero es una izquierda compañera de viaje de todos los sectarios del mundo, desde el comunismo cubano hasta el indigenismo iberoamericano, pasando por los teócratas, sátrapas y dictadorzuelos orientales.

Obama en Alemania, Francia y Gran Bretaña; Chávez en España. Una imagen vale por mil palabras.

20 julio 2008

EL PP CATALÁN CONTRA EL MANIFIESTO


Mientras los ingenuos y los pícaros siguen diciendo que nada ha cambiado respecto a los nacionalismos en el 'nuevo PP' (sedicente 'nuevo' porque significa que el poder lo siguen detentando tres viejos antiliberales: Rajoy, Arenas y Gallardón), esta semana hemos conseguido la prueba del nueve que refuta tan peregrina falacia.

En efecto, ya teníamos un coro de nacionalistas que se habían declarado abiertamente soberanistas, es decir, que apuestan por el mito de que su región es una nación y por tanto tiene derecho a todo, empezando por el 'derecho a decidir' que es el nuevo eufemismo para el ilegal 'derecho de autodeterminación', y en definitiva que apuestan por la secesión: ERC, PNV, ETA y sus disfraces políticos, y BNG.

Y ahora Convergencia, el partido mayoritario de los nacionalistas catalanes, acaba de declararse en su congreso también soberanista, y por lo tanto se une a la fanfarria de separatistas. Y éste es el partido por el que bebe los vientos Rajoy y sus renovadores para, poniéndose a sus pies como un felpudo, poder llegar a 'pillar' poder en la Moncloa.

Y para que quedara claro que el 'nuevo PP' está dispuesto a hacer de palanganero en la sodomización de la nación española por parte de los chulos nacionalistas, la nueva presidenta del PP Catalán, Alicia Sánchez-Camacho -la nueva 'Alicia que se cree en el País de las Maravillas'- ha certificado la muerte del PP como partido nacional, ha realizado la 'prueba del algodón' declarando, para sorpresa todavía de muchos ilusos, que no iba a firmar el Manifiesto por una lengua común. Manifiesto que como es sabido tan sólo defiende la Constitución y los derechos de los españoles que son ciudadanos de Cataluña a educar a sus hijos en español, a rotular sus negocios en español y a poder ejercer su trabajo en español, sin impugnar para nada el derecho de los catalanohablantes a hacer lo mismo en su idioma materno.

El PP catalán no apuesta por la libertad de 'todos' los ciudadanos españoles, ni por su igualdad en derechos y deberes. Estoy de acuerdo en que el PP tiene derecho a marcar su política para alcanzar el gobierno de España por la senda del confederalismo como hizo el PSOE, pero por favor, que nadie afirme a partir de ahora que el PP es un partido nacional ni que es un partido liberal.

19 julio 2008

IÑAKI EL DESTRIPADOR, A LA CALLE


Vicente Romero González
Juan García Jiménez
Esteban del Amo García
Fausto Escrigas Estrada
Eugene Kent Brown
Juan Carlos González Rentero
Vicente Javier Domínguez González
Juan José Catón Vázquez
Juan Mateos Pulido
Alberto Alonso Gómez
Ricardo Sáenz de Ynestrillas
Carlos Vesteiro Pérez
Francisco Casillas Martín
Jesús María Freixes
Santiago Iglesias Rodino
Carmelo B. Álamo
Miguel A. Cornejo Ros
José Calvo Gutiérrez
Andrés José Fernández Pertierra
Antonio Lancharro Reyes
José Joaquín García Ruiz
Jesús Gimeno Gimeno
Juan Ignacio Calvo Guerrero
Javier Esteban
Ángel de la Higuera López

Esta interminable relación de seres humanos asesinados por Juan Ignacio De Juana Chaos, más conocido como el 'serial killer' Iñaki el Destripador, nada menos que 25 santos inocentes inmolados en el altar sangriento del nacionalismo vasco, ha supuesto para el criminal tan sólo 21 años de cárcel.

A partir del 2 de Agosto, este asesino en serie volverá a vivir con su novia en una bonita calle de San Sebastián, rodeado de -mejor diríamos rodeando a- cinco víctimas de ETA, cinco familias sufrientes por mor del fanatismo nacionalista que comparte este ex falangista travestido en etarra, este bárbaro que no sólo no se arrepiente de sus crímenes sino que celebra con langostinos y champagne todos los asesinatos de sus conmilitones.

¿Podemos decir que vivimos en un Estado de derecho? La salida de prisión de este monstruo será legal, pero no es legítima, no puede ser legítima. Y desde luego esta ignominia infame es una gran injusticia.

12 julio 2008

EXTRANJEROS EN SU PAÍS


Se ha reeditado después de 16 años un libro clandestino en Cataluña que corría de mano en mano por los locales de poca luz, las zahúrdas, las viviendas privadas, los círculos íntimos, y desde luego -hay que reconocerlo- entre muy pocos ciudadanos de Cataluña.

Eran los años noventa, estábamos en una España formalmente democrática, pero como en los peores tiempos del franquismo, el libro de marras, discriminado y hasta perseguido por el Discurso Dominante de lo políticamente correcto, se había tenido que publicar -por razones obvias- bajo el seudónimo de Azahara Larra Server.

Su autor, Antonio Robles, inmigrante zamorano en Cataluña, profesor, exponía con sólidos argumentos y mandobles dialécticos la realidad de la Cataluña pujolista, la Cataluña secuestrada por la ideología más reaccionaria que existe, el nacionalismo, especialmente en su vertiente de proceso criminal de 'limpieza lingüística'. Porque así se sentía Antonio Robles y así nos sentíamos muchos ciudadanos de Cataluña, como 'extranjeros en nuestro propio país'.

Este luchador incansable por la libertad y por la igualdad de todos los españoles en derechos y deberes tiene la virtud de llevar denunciando desde hace veinte años la discriminación de los españoles que somos tratados como extranjeros en un tercio del territorio español, como cuando se animó a escribir este libro-denuncia, como cuando participó en la creación de plataformas cívicas para la defensa de estos elementales derechos como la 'Asociación por la Tolerancia', como cuando impulsó la creación de un modesto partido como fue 'Iniciativa No Nacionalista, como cuando formó parte de la 'Asociación de Ciudadanos de Cataluña' que resultó ser el embrión del exitoso 'Ciutadans-Partido de la Ciudadanía' en las autonómicas de 2006 -resultando él mismo diputado electo-, como cuando ahora desde la lealtad a su partido reclama sin complejos la fusión con un mismo proyecto pero que ha triunfado en toda España, la UPyD de Rosa Díez.

La mejor demostración de que hemos avanzado desde que 2.300 pioneros denunciaron -a riesgo de ser tiroteados- en 1981 la dictadura político-cultural que estaban implantando los nacionalistas desde sus incipientes gobiernos, desde que otros como Antonio Robles recogieron el testigo en los años noventa, y desde que en los años dos mil han surgido partidos que combaten la discriminación por razón de lengua en su propio país, primero 'Ciutadans' y luego UPyD, la mejor demostración -decía- es que este hombre ha podido reeditar su libro sin seudónimo, con su auténtico nombre.

Aunque este libro haya sido ninguneado, boicoteado, ocultado, proscrito, condenado y arrojado a la hoguera de los libros heréticos por la nueva Inquisición, por el SONS, el Santo Oficio Nacional Socialista.

05 julio 2008

LA QUIEREN VER MUERTA


De nuevo, como no hace mucho hicieron con Albert Rivera, el presidente de Ciutadans, nacionalistas catalanes han plasmado sus deseos más íntimos en un cartel -esta vez bloguero- con la figura de Rosa Díez, la líder de UPyD, con un simulado tiro en la frente de donde mana un chorro de sangre. El tiro al español es el deporte 'nacional' de todos los nacionalistas.

Son nacionalistas, son fascistas, son nazis, son racistas, son xenófobos, son seres odiantes, son la escoria de la política, pero incomprensiblemente gozan de la simpatía popular o al menos de la comprensión benevolente. "Eso de amenazar está mal, pero hay que comprender a esos chicos, son idealistas que sienten la opresión de su nación por parte de España", es lo menos que se puede escuchar en los ambientes posmodernos, donde lo 'progre' y lo 'regre' chapotean en el lodazal del relativismo y del multiculturalismo.

Pero estos 'arreadores' del árbol hacen lo que conviene a los 'recogedores de nueces', a los nacionalistas moderados -valga el imposible oxímoron-, porque éstos hace tiempo que se han dado cuenta de que frente el asentamiento filonacionalista del PSOE y la nueva deriva pronacionalista del PP ha emergido con vigor una nueva fuerza política inequívocamente nacional, de hecho el único partido de implantación nacional que defiende la libertad y la igualdad de derechos y deberes de todos los ciudadanos españoles, sin exclusión por motivos raciales, culturales, lingüísticos, religiosos, políticos, territoriales, ni de ni ningún otro tipo.

Rosa Díez lidera el único partido español hoy en día que recoge la bandera levantada en 1812 por los liberales constitucionalistas, los que luchaban a la vez contra la invasión francesa y contra los tradicionalistas que querían volver a la España del Antiguo Régimen, la de los reinos feudales con sus fueros y sus privilegios. Rosa Díez recuerda el discurso de, por ejemplo, Muñoz Torrero durante los acalorados debates de las Cortes de Cádiz: "Yo quiero que nos acordemos de que formamos una sola nación, y no un agregado de varias naciones".

Por eso los nacionalistas la quieren ver muerta.

28 junio 2008

LAS NUECES DE IBARRETXE


Pasito a pasito, y sin grandes alharacas, España entendida como nación política, es decir, no como entidad metafísica de carácter étnico (racial, cultural, lingüístico) sino como sociedad de ciudadanos libres e iguales ante una misma ley, camina hacia su desintegración.

La amenaza, lo hemos repetido muchas veces, no proviene de una minoría de nacionalistas periféricos, que nunca podrían implosionar la nación constitucional española por sí mismos, sino por el 'dejar hacer' de los grandes partidos nacionales, primero el PSOE y ahora también el 'nuevo PP'.

Si el 'zapaterismo' consistía en apoyarse en los nacionalistas -llamados radicales- en su lento pero implacable proceso de destrucción nacional, para disfrutar de sus votos y gobernar en los restos de España, el 'marianismo' consiste en más de lo mismo, apoyarse en los nacionalistas -llamados moderados- para llegar a la Moncloa. Si el 'zapaterismo' nos narcotizaba con sus 'mantras' de paz, talante, diálogo y respeto, ahora el 'marianismo' nos intenta anestesiar con sus 'mantras' de centro, mujeres, diálogo y futuro. Parecidas mamarrachadas para engañar a incautos. PSOE y PP aspiran a la poltrona máxima, y saben que para ello -atendiendo a la correlación de fuerzas políticas existentes hoy en España- tendrán que arrojar a la basura los derechos cívicos de los ciudadanos españoles. Los defensores -de izquierdas y de derechas- de la unión de los españoles para mantener su igualdad en derechos y deberes sólo tienen ya un único partido auténticamente nacional: UPyD.

Porque no hay diferencia entre moderados y radicales en el mundo nacionalista. Todo nacionalista que se declare como tal quiere construir su nación mítica inexistente -es la definición de nacionalista-, para lo cual la única vía es la destrucción de la única nación realmente existente, la española. La sola diferencia es la estrategia, unos piensan que lo mejor para su objetivo es proclamarse independentista sin tapujos (ERC, ETA, parte de CiU, parte de PNV, parte del BNG), y otros piensan que lo más inteligente es el hipócrita 'pasito a pasito' soberanista (el resto de los nacionalistas).

Ibarretxe, con el voto de los sedicentes moderados de su partido -el PNV- y el necesario de un representante de ETA -el PCTV o Partido Camuflado de Terroristas Vascos-, así como con el de esa prostituta vieja y remaquillada que es la IU comunista, ha conseguido sacar adelante en el parlamento vasco una declaración radicalmente inconstitucional, el derecho de los ciudadanos de un pequeño territorio a decidir sin contar con el resto de los españoles, conjunto entero en el cual recae la soberanía nacional según nuestra ley de leyes.

No sé si se puede llamar al órdago de Ibarretxe jurídicamente sedición, pero en la práctica lo es, sin ninguna duda. Por mucho que ZP nos tranquilice con su previsible impugnación del sedicioso referéndum, el daño ya está hecho, la nación española se ha resquebrajado un poco más, y el futuro es algo mejor para los que sacuden el árbol y especialmente para los que recogen las nueces. Porque contra lo que opinan el PSOE zapaterista y el PP marianista, arreadores y recogedores son los mismos, se trata tan sólo de un inteligente reparto de funciones. El 'poli bueno' y el 'poli malo' siempre trabajan para un solo objetivo.

23 junio 2008

MANIFIESTO POR LA LENGUA COMÚN


Dieciocho intelectuales españoles han lanzado un manifiesto por nuestra lengua común que es el idioma castellano, llamado español fuera de España, ahora que se encuentra bajo un 'apartheid' político en un tercio del territorio nacional, por obra de los nacionalistas y con el beneplácito de socialistas y de algunos populares como los gallegos o los valencianos.

No se trata de defender los derechos de las lenguas porque éstas no tienen derechos; se trata de defender los derechos cívicos de los españoles en España.

El manifiesto se declara político sin complejos, y resulta interesante destacar que entre los 18 intelectuales abajo firmantes se encuentran tres de los principales intelectuales catalanes que lanzaron el primer manifiesto germen de 'Ciutadans de Catalunya' en Junio de 2005, como son Albert Boadella, Arcadi Espada y Félix de Azúa. Y también intelectuales de ámbito nacional que dieron origen a Unión Progreso y Democracia hace un año: Fernando Savater, Mario Vargas-Llosa y Álvaro Pombo. Y lo más importante, es un manifiesto por la libertad, y por ello es auténticamente transversal, contando en sus filas con gentes que se posicionan a la derecha, a la izquierda, en el centro o más allá del bien y del mal ideológicos.

Todos nos podemos adherir a este manifiesto y firmarlo.

15 junio 2008

PP FORAL, PP ANTILIBERAL


Ayer se manifestaban en Gerona contra el empleo de agua del río Ter en el área metropolitana de Barcelona (sic); anteayer -y así llevan años- se manifestaban en la Tierras del Ebro contra el trasvase de agua del Ebro a Barcelona; desde siempre, los aragoneses se oponen a que agua del río más caudaloso de España llegara a la Ciudad Condal o a las sedientas huertas de Valencia y Murcia. El estatuto andaluz defendido por el PSOE de Chávez y el PP de Arenas pretende 'blindar' el Guadalquivir -y de paso el flamenco-. El estatuto aragonés socio-popular también predica el 'blindaje' del Ebro. ¿Es necesario seguir con este cúmulo de disparates tan sólo superado por alguna ministra analfabeta?

Cualquier político español que no jugara a la demagogia populista y localista debería proclamar que el agua y los ríos no pertenecen a los territorios, sino a las personas, y que por lo tanto no son privilegio de los neocaciques locales sino de quienes detentan la soberanía nacional: los ciudadanos de España.

Pero el tema del agua es solamente un síntoma más de los muchos que proclaman lo inevitable: España avanza hacia la cantonalización y la implosión final, y la Constitución del 78 lleva camino de acabar como la desdichada Primera República, con el grito de ¡viva Cartagena libre!

El PSOE busca la república confederal que disuelva la nación política española en diversas naciones culturales soberanas -divide y vencerás-, pero parece que el PP ha descubierto que ese es el camino para llegar a la Moncloa, y pretende resucitar la España de los Austrias, volver a los reinos feudales con sus fueros y privilegios.

¿Una prueba? Por si no bastara el neofeudalismo de Arenas, Camps, Soria o Núñez-Feijoo, ahí está la ejecución política de María San Gil para sustituirla por Antonio Basagoiti. El próximo jefe del PP vasco por dedazo de Rajoy ya ha manifestado su objetivo: convertir el PP vasco en otra UPN, un PP pegado al territorio, un PP foral; es decir, volver a la política del tradicionalismo más reaccionario, de la defensa de los privilegios históricos y localistas, del fuerismo antiliberal.

14 junio 2008

ESTO ES LO QUE HEMOS VOTADO


Zapatero es hijo de la coyunda inverosímil de Lewis Carroll y George Orwell. Ha convertido España en su País de las Maravillas, donde gobierna con su 'naivismo' como una Alicia política consumada; maravillas llamadas talante, diálogo, respeto, diversidad, naciones discutidas y discutibles, procesos de paz, nuevos contratos del hombre con la Naturaleza y otras muchas pócimas alucinógenas. Pero su mayor éxito es utilizar una neolengua orwelliana donde las palabras no significan nada más que lo que él quiera que signifiquen, con frecuencia lo contrario de la realidad.

Por eso no hay crisis económica sino desaceleración, por eso no hay negociación con terroristas sino proceso de paz, por eso el estatuto catalán es constitucional, por eso el privar a 15 millones de españoles de educar a sus hijos en español es cohesión social, por eso, en definitiva, el gobierno ha controlado en todo momento una huelga de transporte minoritaria.

La situación vivida esta semana larga por España ha sido trágica: millares de camiones han tomado los puntos neurálgicos del país paralizándolo por completo, como si hubieran sido los tanques de un Ejército golpista; pero no, simplemente eran bandas de bárbaros, salvajes y vándalos camioneros, presuntamente organizados y comandados por las que parecen mafias empresariales del transporte, donde descuella ese tal Julio Villaescusa, personaje condecorado recientemente por el gobierno de Zapatero por su sintonía política prosocialista, y que tuvo la desfachatez de amenazar a todos los españoles con anterioridad a los disturbios de la 'camión borroka'.

España, sumida en una crisis económica gravísima, ha sido llevada a pérdidas multimillonarias en todos los sectores agrícolas e industriales que no van a hacer sino agravarla, y sus ciudadanos han visto perdidos sus derechos cívicos por la barbarie vestida de camionero.

Mientras el país queda colapsado, ahí tenemos a Zapatero echando la siesta, y a Rajoy librando su batalla interna contra sus particulares molinos de viento. Podríamos decir que "esto es lo que hay", pero no sería exacto; deberíamos decir "esto es lo que hemos votado".

08 junio 2008

EL LIBERALISMO ESPAÑOL EN LA ENCRUCIJADA


I) CONTEXTO

Ser liberal es defender la libertad bajo el imperio de la ley, es decir, defender los derechos de la persona; derechos individuales, naturalmente, porque cualesquiera otros son ficticios, como los supuestos derechos colectivos de un pueblo, una clase o una comunidad religiosa. La razón es que las personas son seres reales, y los colectivos únicamente constructos mentales para definir grupos sociales.

Precisamente la revolución liberal que inició la Modernidad consistió en convertir a los súbditos en ciudadanos, porque disolvió los estamentos, castas, feudos, comunidades y todo tipo de colectivos que ostentaban la soberanía en el Antiguo Régimen, triturándolos para proclamar la soberanía de los átomos sociales, es decir, de los individuos.

Revolución que se inició en la Inglaterra de 1689 con la Carta de Derechos (Bill of Rights), prosiguió con la Declaración de Derechos de Virginia en el marco de la Revolución Americana de 1776, y culminó con la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 realizada por la Revolución Francesa.

Este concepto realmente moderno del liberalismo -sólo en su día revolucionario porque trataba de derribar el Antiguo Régimen- siempre ha tenido en su seno tendencias conservadoras y progresistas, y aun centristas, porque precisamente la libertad consiste en eso, en ser libre para orientar la acción política hacia la derecha o la izquierda siempre bajo el imperio de la ley. Pero contra el amplio abanico del liberalismo siempre ha habido también confrontación tanto desde la derecha como desde la izquierda, tanto desde la controversia democrática como desde el ataque despiadado de los totalitarios.

Han combatido el liberalismo fuerzas reaccionarias que se oponían a la Modernidad, desde los totalitarios carlistas, absolutistas, fascistas y nacionalsocialistas hasta los opositores democráticos como tradicionalistas, democristianos y nacionalistas. Y también fuerzas izquierdistas, desde los totalitarios comunistas y anarquistas hasta los opositores democráticos como socialdemócratas, confederalistas y nacionalistas. Unos totalitarios y otros no, pero siempre antiliberales. Y siempre los nacionalistas, desde la derecha o desde la izquierda, combatiendo la libertad de la persona.

II) TEXTO

Pues bien, en esta sociedad del espectáculo en que vivimos, nada es lo que parece, porque nadie mira a la profundidad sino que se queda en las burbujas de la superficie. Por ello resulta irrisorio el análisis que se hace habitualmente en los medios sobre la deriva del PSOE y la crisis del PP. Zapatero se dio cuenta de que para alcanzar el poder tenía que abandonar la socialdemocracia trufada de liberalismo del PSOE felipista, y se echó en manos del socialconfederalismo como manera de aliarse con los nacionalistas soberanistas para ganar el gobierno. Y Rajoy, escarmentado por dos derrotas consecutivas, y con la convicción de que la derecha en Cataluña y País Vasco no vota al PP sino a CiU y PNV, se ha lanzado también a resucitar la CEDA y organizar una especie de confederación española de derechas autónomas que sea simpática con las derechas nacionalistas para llegar a la Moncloa.

¿Puede un liberal defender el monolingüismo antiespañol en un tercio del territorio nacional conculcando el derecho de los ciudadanos españoles a educar a sus hijos en español? Evidentemente no. Pues varios caciques locales del PP lo han defendido ya, y Gallardón, por cadáver interpuesto de Rajoy, pretende hacer de esa ignominia un punto estratégico del nuevo PP, el partido simpático -¿quieren decir bufón?- con los nacionalistas. Fraga, franquista reciclado y antiliberal convencido, comenzó la ominosa prohibición del bilingüismo en Galicia; le siguió Matas en Baleares, y ahora Camps en Valencia. Ninguno de ellos puede presumir de liberal. De neocedista sí, porque como los caciques del siglo pasado defienden los privilegios locales para amarrar los votos con el populismo y el clientelismo. Puro antiliberalismo.

Si se trata de defender la libertad de los ciudadanos españoles, o lo que es lo mismo, la continuidad de España como nación política de ciudadanos libres e iguales, quizá haya llegado la hora de abandonar la alianza estratégica liberal-católica defendida por la mayoría de los liberales conservadores. La alianza con el conservadurismo católico-populista pierde su sentido porque una mayoría de este segmento social ha optado por 'el poder como sea', es decir, mediante la alianza estratégica con los nacionalistas, resucitando el engendro antiliberal de la CEDA. La prueba: no es la COPE -de momento- la que defiende la deriva neocedista del PP, sino lo más reaccionario del lobby católico con monseñor Cañizares, el Opus Dei, Intereconomía y Época a la cabeza, con La Razón del oligarca catalanista Lara y con el grupo Vocento de la oligarquía vasquista.

Quizá haya llegado la hora de que los liberal-conservadores unan sus fuerzas a los liberal-progresistas para defender la libertad de las personas. ¿Que dónde está la izquierda liberal? Pues en los que defienden la llamada 'izquierda de Euston', con Rosa Díez y Fernando Savater, una izquierda liberal, y por lo tanto alejada del antiamericanismo, del antisemitismo y de todos del 'anti' que en el mundo han sido. Los valientes que han sabido romper con la cúpula populista del PSOE.

El liberalismo en España se encuentra en una encrucijada y debería reflexionar sobre la deriva antiliberal de los dos grandes partidos españoles. No siempre, pero a veces una chispa prende la mecha de la libertad, como cuando unos pocos españoles gritaron ¡viva la Pepa! en 1812, o ¡viva España con honra! en 1868.