05 diciembre 2005

MARAGALL RECONOCE QUE LA OPA ES POLÍTICA


El president Maragall, hombre de paja del factotum del PSC, José Montilla, reconoció ayer, con la incontinencia que le caracteriza, que la OPA de GN-La Caixa contra Endesa forma parte de la misma estrategia soberanista que el Estatut. Proyecto de dominación que tiene esferas políticas, económicas, culturales, sociales y mediáticas.

Sin duda el listillo Montilla le abroncaría nada más enterarse de la noticia por los medios de comunicación, que le dieron amplio eco. “¡Otra vez me ha metido la pata este hombre, como cuando lo del cambio de govern!”, diría el últimamente irascible Montilla. Irascible porque la ciudadanía española ha descubierto que bajo la apariencia apacible y discreta de este catalán de origen andaluz habita un político totalitario.

Porque Montilla impulsa un Estatut anti-constitucional y anti-igualitario. Porque Montilla prostituye los votos de los trabajadores catalanes en favor de la oligarquía financiero-industrial catalana. Porque Montilla promueve un plan de limpieza etno-lingüística inimaginable en otro país de la Unión Europea. Porque Montilla crea una división social entre catalanes de primera –los nacionalistas- y de segunda, los demás, tildados de fachas simplemente por no ser nacionalistas. Porque Montilla pretende amordazar la libertad de expresión poniendo en la diana a la voces que le critican y sobre todo organizando un monstruo liberticida como es el CAC para regular los medios de comunicación.

Maragall ha desvelado lo que el discreto y taimado Montilla urde desde la sombra como un maquiavelo de pacotilla.