14 noviembre 2009

LAPORTA, GENTE HONRADA Y HONESTA

Joan Laporta, ese fanático nacionalista que utiliza la presidencia del F.C. Barcelona como trampolín para asaltar el poder en Cataluña, se ha desatado definitivamente, ahora que está obligado a dejar la presidencia del Barça en Junio del 2010 y las elecciones autonómicas están previstas para el Otoño de ese mismo año.

Laporta nos enseñó la bestia que lleva dentro cuando encabezó una manifestación separatista de la mano del terrorista sin arrepentir de Terra Lliure Frederic Bentanachs. Su mano derecha en el club Joan Oliver ya declaró que "los españoles, por el hecho de serlo, son unos chorizos" (sic, puro racismo). Su delfín Xavier Sala i Martín ha dicho también que "los españoles son unos cazurros" (sic, puro racismo).

Pero ahora Laporta ya da conferencias en foros independentistas como la "Fundació Catalunya Oberta" y se postula para gobernar Cataluña. Bien, lo malo es que lo hace de una manera obscena, justificando la corrupción de los políticos nacionalistas: "Como catalán pienso que [la detención de Lluís Prenafeta y Macià Alavedra] ha sido una humillación también para el país". E insiste hasta el delirio, al decir que cuando va al extranjero siempre explica de dónde viene: "De Cataluña, un país entre Francia y España, donde vive gente honrada y honesta" (sic, puro racismo).

De Cataluña, el cenagal pútrido del cual sólo se ha descubierto de momento la superficie del iceberg nauseabundo que conforma la corrupción de su clase política, mayormente nacionalista. De Cataluña, la tierra de Banca Catalana, del juez corrupto Estevill, de Casinos de Catalunya y de tantos otros casos ligados a Convergencia, la tierra del caso Pallerols y la Unió Democrática de Durán i Lleida, la tierra del sedicente 'empresario modelo catalán' Javier de la Rosa -por cierto, amigo de correrías del ciego con vista de águila que lideró la candidatura de Ciutadans al parlamento europeo-, la tierra de la FILESA del PSC, la tierra del corrupto Millet y su entramado financiero-cultural de la burguesía catalana, la tierra del infecto caso Pretoria, muladar donde chapotean entre la inmundicia la mano derecha y la mano izquierda de Pujol junto a alcaldes y concejales socialistas...

Pero Joan Laporta es un hombre honrado y honesto, por eso defiende a gente honrada y honesta como la mencionada. Si muchos ciudadanos de Cataluña están dispuestos a votarlo, como a una especie de 'primus interpares' que permita una alianza de todos los partidos secesionistas, de CiU a ERC pasando por el Reagrupament, tendrán el gobernante que se merecen. Pero no creo que alcance el 44 % de los votos como consiguió Adolf Hitler en 1933.

4 comentarios:

Rosso dijo...

Es una auténtica VERGÜENZA que Laporta haya utilizado al Barça como plataforma para publicitarse políticamente. Y es una auténtica PENA que a Laporta no se le recuerde como el presidente del triplete sino como el presidente de las ansias independentistas y el odio a lo español.

Gavión dijo...

¡Qué escándalo! ¡el fútbol usado para intereses extradeportivos!
Amigo Rosso, ¿Ha echado usted un vistazo a cualquier palco de un equipo de fútbol?
Pese a todo, le doy la razón, este tipo es un indeseable.

Persio dijo...

Si el gobierno de la Generalitar pasa del tripartito... al muchacho del triplete, ¿jugará el Barça con el Mollerusa... o con el Terrassa?

Mc Calan dijo...

Después de los éxitos deportivos quien es el guapo que no tiene ínfulas de poder?
Nada tiene que ver, creo yo, con odios españolistas. Más bien se trata de una reacción muy humana. Creo que antes la llamaban soberbia…