06 enero 2007

NECESITAMOS UN GOBIERNO


Los ciudadanos españoles necesitamos en estos momentos un gobierno. Ni siquiera es importante ya que el gobierno nos mienta o no nos mienta. Sólo un gobierno. Sólo un jefe del ejecutivo que tome conciencia de que ETA ha lanzado una ofensiva en todos los llamados frentes de lucha. Los miembros de un partido terrorista e ilegal como Batasuna se reúnen con el presidente de la Comunidad Autónoma Vasca, sus comandos "y griega" queman autobuses, calles y viviendas -anoche tuvieron que ser desalojados 50 vecinos en Mondragón- y sus comandos "eta" dinamitan 40.000 toneladas de la Terminal 4 de Barajas con dos seres inocentes dentro.

Y ante tal barbarie organizada, nuestro presidente de gobierno recita como un pelele sonado frases sin sentido, esdrújulas sin significado, vacuidades con celofán como "suspensión del diálogo", "lo mejor de mí mismo para alcanzar la paz", "determinación en el proceso" y otras lindezas por el estilo, auténtica caca de vaca, boñiga de toro, charlatanería. En resumen: bullshit.

Frente a la ofensiva etarra, necesitamos un gobierno que combata sin cuartel al terrorismo, que al igual que se hizo a partir del 2002, se proponga destruir a ETA en todos los ámbitos, terroristas, políticos, financieros, internacionales, mediáticos, culturales, sindicales, etc. Y para ello que lance nuevas iniciativas legislativas, que aplique las actuales leyes con el máximo rigor, que instigue a los fiscales, que dirija a las fuerzas de seguridad, que colabore con el Poder Judicial, que recabe ayuda internacional, que asfixie financieramente a la Bestia, que clausure sus burladeros políticos como el PCTV, etc.

Los ciudadanos españoles necesitamos un gobierno, necesitamos por consiguiente que Zapatero dimita. Y si no dimite, su partido debería reemplazarlo. Y si su partido no lo sustituye, el PSOE debería sufrir una descomunal derrota en las elecciones de Mayo. Sólo así, quizá, podamos tener algún día un gobierno que luche contra el terror. Ahora, con dos cadáveres encima de la mesa de negociación, necesitamos un hombre que dé una patada a esa infame mesa. Ahora, el resto de las políticas es bullshit.