01 enero 2007

FELIZ PERO TRISTE AÑO NUEVO


No es una buena manera de comenzar el nuevo año 2007 con el atentado terrorista de ETA que ha causado, sin duda ya, la muerte de dos inocentes. ETA está echando un pulso al gobierno de Zapatero, y parece que ha decidido que poner miles de toneladas de escombros de la flamante obra emblemática de Zapatero y su inútil ministra de cuota Magdalena Álvarez en la mesa de negociación clandestina que se estableció hace más de cuatro años reforzaría su posición negociadora. Que también hayan quedado dos cadáveres encima de esa infame mesa no deja de ser una "daño colateral" para la banda terrorista.

Pero dos muertos no pueden ser parte del "camino largo, duro y difícil" de Zapatero. Éste contaría quizá con un atentado incruento por parte de ETA para forzar mayores conquistas políticas, pero no con dos víctimas mortales, él que siempre se ufanaba de que llevábamos más de tres años sin asesinatos. El doble "accidente mortal" en su neolengua posmoderna rompe todos los esquemas, estas muertes significan que Zapatero ha fracasado al día de hoy en su objetivo gubernamental prioritario que era el cese del terrorismo mortal etarra. Por lo tanto para salvar su dignidad debería dimitir inmediatamente.

Sólo si Zapatero hubiera retomado el Pacto por las libertades y contra el terrorismo, se hubiera reunido con el presidente del PP y hubiera afirmado ante la ciudadanía española que abandonaba su fallida política de apaciguamiento y que volvía a aplicar los principios de combate sin cuartel a ETA que marca el mencionado pacto, impulsando la aplicación estricta de la Ley de partidos, ordenando a la fiscalía que aplicara el máximo rigor a los imputados por colaboración con banda terrorista, asegurando de forma inequívoca que ETA no estaría presente bajo ningún disfraz en las elecciones municipales y forales de Mayo, y que jamás los socialistas navarros se aliarían con los nacionalistas vascos de Navarra, sólo entonces, Zapatero tendría la legitimidad moral para continuar rigiendo el gobierno de España.

Pero nada de eso va a hacer Zapatero, porque su programa político, mejor dicho, el de su mentor Juan Luis Cebrián, el ex falangista ideólogo del "régimen polanquista", es el de la alianza estratégica de socialistas y nacionalistas para perpetuarse en el poder al estilo del PRI mexicano, lo que pasa por la reforma factual de la Constitución para acomodar a todos los nacionalistas periféricos, incluyendo a ETA-Batasuna. Por eso todos los nacionalistas -los llamados moderados y los extremistas- catalanes, vascos y gallegos han pedido a Zapatero, al igual que Batasuna, que "no rompa el proceso". Y naturalmente, Zapatero no lo va a hacer, porque dinamitar el proceso de negociación política con ETA significaría dinamitar su único programa político.

Lo dicho, feliz pero triste Nuevo Año 2007.

3 comentarios:

AR - Absurda Revolución dijo...

Te deseo un venturoso 2007 en donde la Catalunya del Capitán Trueno se haga una realidad.

Con mis mejores deseos

AR

Anónimo dijo...

FELIZ 2007 A TODOS
...Y COMO DIRIA EL CAPITÁN TRUENO:
¡SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA!

Neguev & me dijo...

Capitán:Usted ha sido un amigo, desde el principio, en el blog que ahora pasa de diario a semanal
Iré pasando con regularidad por su blog. Ya sabe aquello de "la trama de afectos"

Esperemos mejores circunstancias.
Mis mejores deseos y un cordial saludo

Su amiga