16 julio 2006

LA REALIDAD DEL CONFLICTO ARABO-ISRAELÍ


Convendrá traer un poco de luz a la tinieblas en las que vive Europa, en la que tanto la derecha buenista guiada por el Papa como la izquierda buenista guiada por el "hombre que tenía ansia infinita de paz" ven el conflicto arabo-israelí con un solo ojo, el ojo del tradicional antisemitismo inoculado en Europa por el cristianismo medieval y elevado a la máxima potencia por los nacionalismos europeos y la izquierda marxista.

Es verdad que en la guerra actual el ejército de Israel está causando muertes de civiles de una manera estremecedora, y que se debe pedir a ese gobierno moderación, prudencia y proporcionalidad. Incluso la guerra tiene sus normas, sus reglamentos tácitos y sus líneas rojas.

Pero dicho esto, hay que cantar las verdades del barquero:

1. Israel es la única democracia en Oriente Medio, rodeada de dictaduras teocráticas y arabo-nacionalistas, que siempre ha sido atacada por su vecinos totalitarios, como en 1967 y 1973, origen de los llamados "territorios ocupados".

2. Los ciudadanos de Israel están sometidos a continuos actos de terrorismo cruel y horrible por los grupos terroristas palestinos (el arabo-nacionalista brazo armado de Al-Fatah y los islamistas Hamas y la Yihad Islámica) y libaneses (el islamista Hezbola), todos ellos subvencionados y manejados como títeres políticos por las dictaduras vecinas de Siria e Irán.

3. La guerra actual la ha comenzado un acto terrorista de Hamas y un ataque terrorista -sin duda concertado con Hamas y patrocinado por Irán y Siria- de Hezbola.

Esta es la realidad. Y aunque la realidad no guste, porque no sea políticamente correcta, hay que decirla.

Aunque dudo mucho que partidos jóvenes y ciudadanistas se atrevan a decirlo por miedo al “qué dirán”. Porque todo librepensador que se opone al pensamiento único buenista y multiculturalista es tachado de fascista-racista-xenófobo y además sionista, lo cual obviamente es una contradicción en sus términos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

LLevas razón en algunas cosas pero lo más irracional ha sido la creación del Estado de Israel.

¿Te imaginas que alguién reclamara para el pueblo gitano un Estado? Y lo enquistaran en la llanura castellana.

El problema del Estado de Israel es irresoluble a corto y mediano plazo, esto es, antes de 500 áños.

Los judíos han tenido gran aceptación en muchos sitios, se han integrado en sus sociedades. Pero el movimiento sionista es otra cosa y muchos judíos del mundo están en contra.

Grazia Deledda.

JoseAngel dijo...

Aún puedes abrir los ojos un poquito más y obtener una visión más panorámica. Por ejemplo, lo que te dice el comentario anterior: el "democrático" estado de Israel se asienta en la expulsión y acogotamiento del pueblo palestino. Eso también será verdad, ¿no?
Y, lo que remites a un pequeño comentario. Una bomba desde un avión, lanzada a civiles, hace tanto daño y es tan terrorista como una bomba puesta por un enturbantado y dirigida a civiles. Oye, en Bilbao hay bastantes etarras. ¿Qué te parece si bombardeamos Bilbao? ¿Y Madrid también, de paso? Un Estado, para no ser un criminal, no debe actuar como lo hacen los criminales.

opensoc dijo...

El trabajo de mucama es un oficio bien recompensado en el primer mundo : además de un buen sueldo, las jóvenes que elijen el servicio doméstico, saben que en pocos años pueden ahorrar lo suficiente para adquirir una modesta vivienda, ya que en el interín, no tienen gastos de vivienda , alimentación ni ropa. Ahorro al que dificilmente alcancen profesionales universitarios que apenas logran llegar a fin de mes.( asi es en la Argentina, al menos). El Líbano, evidentemente , no pertenece al primer mundo, y pese a sus modernísimos rascacielos, dudo que en Dubai la condición de los trabajadores domésticos sea mejor. ( y prefiero no pensar como será en el resto del mundo islámico)

Noticia en el diario La Nación de hoy :
"El dramático encierro de cientos de mucamas : Sus patrones les impiden dejar el país"

BEIRUT (De una enviada especial).- Miles de libaneses dejaron la ciudad para huir de los bombardeos. Pero para muchos de sus mucamas o jardineros -en buena medida, inmigrantes asiáticos- la única vía de escape fue la ventana, desde la que se arrojaron tras quedar encerrados bajo llave en la casa que abandonaron sus asustados patrones.

"Fue desesperante. Oía ¡bum, bum, bum ! todo el día; la casa temblaba y no podía salir", dice Raymunda, una filipina que escapó con lo puesto de la casa de sus patrones para buscar refugio en la embajada. No pudo rescatar su pasaporte: se lo retuvieron desde el primer día del año y medio que trabajó allí como mucama, por una paga que resultó menor a la esperada.

La retención de documentos al personal de servicio no es algo que sorprenda aquí. Las embajadas de Sri Lanka, Filipinas y Paquistán fueron, entre otras, poco menos que tomadas por desesperados inmigrantes, impedidos por sus patrones de dejar el país bajo fuego. Muchos, furiosos, se presentaron en las legaciones para traer de regreso a los empleados asustados.

"He pagado por un contrato de dos años y si te quieres ir antes, me devuelves el dinero que te di como paga", reclamaba un libanés al ubicar a su jardinero refugiado en una iglesia católica. Muchas se ofrecieron para acoger a los desesperados ciudadanos asiáticos al quedarse sus embajadas sin espacio para recibirlos.

La guerra parece haber puesto en primera línea los abusos preexistentes en el Líbano para el personal de servicio. "Ante la penuria de los bombardeos, debería dar vergüenza lo que se hace con esta gente", reflexionó el español Tomás Alcoverro, quien desde hace años sigue el proceso libanés.

"Los abusos son algo común. Te pagan menos, te usan sexualmente, te castigan. Y ahora, con los ataques, te encierran con llave para que no te vayas", dijo Raymunda, una filipina refugiada en una residencia de monjas católicas.

Todos allí hablan de una joven que tuvo que ser hospitalizada al saltar desde un segundo piso para salir del encierro. Y de otras varias con crisis de nervios. "¿Por qué me hacen esto por qué me hacen esto ?", repetía, en pleno shock, una joven de Sri Lanka.

"Tranquilos, habrá solución para todos", tuvo que prometer desde el balcón de la embajada su titular, Amanul Farauque. A sus pies tenía a cientos de nacionales desesperados por huir.

La prensa local abordó la cuestión con guante de seda. "Todos están contentos con los planes de evacuación", tituló el anglosajón Daily Star al dar cuenta del problema. Pero entre corresponsales extranjeros generó escándalo.

La guerra parece haber tensado aún más la división entre ricos y pobres de esta sociedad. Muchos libaneses buscaron refugio en suntuosas residencias fuera de la ciudad y siguen comiendo en los restaurantes más caros. O comprando en las sucursales de las mejores casas de París y de Nueva York. Otros, que perdieron su casa en los bombardeos, se acomodan como pueden en colchones instalados en escuelas.

En lo más bajo de la escala está el personal doméstico que ni siquiera tiene derecho a intentar protección. Todos, sin embargo, se consideran a su modo afortunados: están vivos, dicen, con la resignación de las cosas que no parecen cambiar nunca.



Link corto: http://www.lanacion.com.ar/826821

Anónimo dijo...

Hay Anonymous!
Y porque debe existir entonces España? yo quiero un mundo que sea para todos igual, donde puedas moverte en todo el territorio y tengas derecho al trabajo, la comida, la salud, la educacion, la libertad!
Los Judios rondaron como un pueblo paria durante siglos! y nunca tuvieron seguridad en los ultimos hasta el estado de Israel. O no recordas lo que sucedio en 1492 luego de España aprovechar sus servicios?
Tu ejemplo de que varios judios estan en contra del sionismo muestra tu ignorancia logica, eso no significa nada.