07 julio 2006

¿DÓNDE ESTÁN LAS DEMÁS VÍCTIMAS?



Lo desgarrador de los gritos de Pilar Ruiz, la madre socialista del hijo socialista Joseba Pagaza asesinado por ETA, no es lo de “traidores, sinvergüenzas” dirigido a los socialistas que dentro del hotel donostiarra legalizaban políticamente e incumpliendo la Ley a la sección política de esa misma ETA.

Lo desgarrador era el aullido entre sollozos de esa socialista de 74 años de familia socialista de toda la vida: “Yo he venido corriendo. ¿Dónde están todas las demás víctimas?”

Allí deberían haber estado todas las víctimas. No sólo las socialistas. Todas. Las anónimas y ciudadanas víctimas. Y por supuesto, también las del PP.

¿Dónde están todas las demás víctimas?

Éste es el drama de la ciudadanía española.

4 comentarios:

AR - Absurda Revolución dijo...

Es el drama de una sociedad narcotizada por los contínuos saltos al vacío del presidente zETAp. Desde el 11M la sociedad española vive entre la indignación y la incredulidad, hay una fractura en la realidad individual que cada día nos hace menos sensibles y a la vez más vulnerables. El gabinete zETAp está usando todas las malas artes de la ingeniería social con objeto de derrotar al ciudadano. Mala historia la de este Zapatero, "ya estamos preparados" para cualquier cosa.

JoseAngel dijo...

Es muy triste que con la que está cayendo no haya un poquito más de organización y de dejarse oir por parte de quienes están en desacuerdo con la política del gobierno. Pero de la inercia o ceguera voluntaria de la sociedad no se puede culpar a Zapatero: en todo caso, él la aprovecha. Y el miedo, claro, que en el País Vasco a ver quién es el guapo que se planta a decir nada contra la ETA. Alguna guapa hay, guapos menos. Porque hay terrorismo, y terror, diga lo que diga la Vicepresidenta.

Anónimo dijo...

"Las víctimas somos todos".


Nuestro aparente bienestar material es defendido con la vida de un pobre peruano que encuentra una manera de subsistir a la miseria, con un sueldo en un ejército extranjero.

Maldita sociedad hipócrita y cínica.

Lo que comenzó con una minoría de personas que tenían problemas de conciencia, justificó que la defensa de la Patria sea a cargo de desempleados, mercenarios, y profesionales del crimen de Estado.

Grazia Deledda.

Anónimo dijo...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»