01 mayo 2010

ZAPATERO SIEMBRA SU VICTORIA CON NUESTRA SANGRE


Zapatero ha dinamitado España como nación política y como Estado económicamente viable; la sociedad española a la deriva camina hacia el abismo, pero no debemos olvidar que un país tiene el gobierno que se merece, y que once millones de españoles votaron al idiota de la Moncloa. No por su capacidad política, no por su conocimiento económico, simplemente porque sonreía mucho, y tenía talante, ansia infinita de paz, era un hiperfeminista, un superecologista, un megapacifista, en definitiva, porque era y es un maravilloso chamarilero vendedor de extraordinarios crecepelos y estupendos elixires de la eterna progrez.

Claro que estas ideas fermentadas en la incultura progre que han llegado a una mayoría de españoles son propias de los nuevos ricos, de los burgueses bohemios, lo que los americanos llaman bobos. Pero ahora que se han acabado las vacas gordas, y han venido las flacas, más de un progre de salón abomina de Zapatero y se apunta en las próximas elecciones a cualquier otro candidato excepto al fenómeno de León. Las encuestas son contundentes al respecto: el PSOE se hunde, y aunque el PP no sube por la nefasta oposición que está suponiendo el partido de Rajoy, y surgen terceras vías como la UPyD de Rosa Díez, el PP ganaría por exclusión.

Salvo que el prestidigitador ZP se saque un as de la manga antes de las elecciones, un éxito mediático espectacular que haga olvidar a la gente el pandemónium autonómico, el carajal institucional y la crisis económica. ¿Qué tal la nominación de Zapatero para el premio Nobel de la paz? No es necesario que lo ganase, tan sólo que fuera nominado entre otros muchos. ¿Y cuál sería el mérito? Muy fácil: haber llevado a cabo un 'proceso de paz' similar al del Ulster, que consiguiera que ETA dejara las armas -naturalmente pagando un precio político y al menos por una temporada-.

La siembra ya está hecha, y pronto llegará la cosecha: en las últimas semanas han ido saliendo de la cárcel con los argumentos más inverosímiles la cúpula del frente político de ETA -la llamada Batasuna- excepto Otegui, que será excarcelado cuando sea necesario, pero que de momento puede permanecer como 'rehén' para asegurar que el 'proceso' se realiza hasta el final. El último esperpento ha sido la liberación del troglodita barbudo Díez Usabiaga con el pretexto de que tenía que cuidar a su mamá.

Los mediadores internacionales (sic) ya se han movido a través del centro Dunant, al que Zapatero ha enviado a Javier Solana. El círculo se cierra, y pronto la nube tóxica de la infamia más grande jamás contada, la rendición del Estado español a ETA se consumará como precio a pagar para que el idiota de la Moncloa mantenga la poltrona. Zapatero habrá sembrado su victoria electoral con la sangre de novecientos ciudadanos inocentes derramada por el mero hecho de ser españoles.

'España, tierra de conejos' nos llamaron los fenicios. Más que una descripción geo-zoológica pudiera ser una metáfora, si es que realmente este simpático roedor hace honor a su imagen estereotipada de animal cobarde y huidizo.

1 comentario:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Lo has 'clavao'. "este hombre no hace nada entre unas elecciones y otras" oí un día en un bar, también lo clavo ese anónimo ciudadano.
Efectivamente, a ZPozoprofundo no le importa lo que pase, todo es tiempo perdido para él. Quiere elecciones que es lo suyo. Y está preparando las siguientes. Entonces, con sus juegos malabares, volverá a ganar. Yo estoy seguro de ello, después de lo visto otras veces.