29 mayo 2010

EL PILOTO CIEGO Y BORRACHO

Vergüenza lo vivido el pasado jueves en las Cortes, viendo a las 'meretrices políticas' de los nacionalistas salvar la poltrona de Zapatero, el destructor de la España democrática del 78: la CiU del Sumo Sacerdote de los fariseos, Durán i Lleida, dando respiración asistida a ZP porque su objetivo es dinamitar España, y no hay camino más rápido y eficaz que mantener al Idiota de la Moncloa... Los nacionalistas canarios porque quieren seguir chupando de la teta inacabable que les presta el quincallero monclovita... Y UPN, ¡Dios mío, vuelven los carlistones, otra vez a joder España, como desde hace dos siglos!

Todos los grupos políticos excepto el PSOE denunciaron la insuficiencia y la injusticia de algunas o todas las medidas antidéficit del charlatán de feria leonés, pero curiosamente los mencionados tres partidúsculos periféricos –más bien hemorroides de la democracia española- en vez de votar en contra se abstuvieron, con el indisimulado objetivo de impedir la dimisión de Zapatero, ese 'piloto ciego y borracho' que nos está conduciendo hacia el abismo.

El superbanquero del gobierno, el señor Botín, parece que intentó convencer a Rajoy para que no votara contra Zapatero y su decretazo, en nombre de una hipócrita responsabilidad de Estado. ¿Puede hablar de responsabilidad el presidente del Santander, él que ha apoyado desde el principio a Zapatero y su proyecto de demolición de la España constitucional, su alianza con sátrapas y dictadores internacionales y su despilfarro que nos ha llevado a la bancarrota del Estado?

Por cierto, el gobierno griego, forzado por las circunstancias en que se encuentra de quiebra técnica, ha tomado una decisión política admirable: eliminar dos tercios de los ayuntamientos, agrupando localidades. Los ahorros en alcaldes, concejales, y sobre todo en sus gastos y corruptelas, es enorme. ¿Se imaginan el festín que nos podríamos dar en España ahorrando millones y millones de euros concentrando ayuntamientos, diputaciones y autonomías?