07 junio 2008

LA OPOSICIÓN EN LAS CORTES DE LA NACIÓN


Mientras avanza la crisis económica galopante (desaceleración en términos socialistas); mientras se impone la dictadura del idioma único (cohesión social en términos socialistas) impidiendo a 15 millones de españoles la educación en su lengua materna, el español; mientras se prepara la sedición entre los nacionalistas catalanes por si al Tribunal Constitucional se le ocurre dictaminar con justicia sobre el inicuo estatuto catalán (estatuto constitucional en términos socialistas); mientras el felón Ibarretxe ha comenzado a bailar con lobos -lobos terroristas- para desarrollar su plan sedicioso de autodeterminación (derecho a decidir de los vascos en términos socialistas); mientras ... ¿Dónde está la oposición?

La oposición bien, gracias; el cadáver político de Rajoy cabalga por toda España a lomos de su Babieca particular, luchando contra los molinos mediáticos que él columbra como gigantes malvados confundiendo a Babieca con Rocinante (independencia de su partido en términos peperos); echando del partido a liberales y conservadores (integración en términos peperos); ejecutando políticamente a los militantes víctimas del nacionalismo vasco (opciones personales en términos peperos); acaparando por real decreto al estilo franquista todos los avales de afiliados para impedir alternativas (deseo de que haya otro candidato en términos peperos); ... Pero ¿dónde está la oposición?

La oposición parlamentaria está en la vitalidad y en el trabajo serio e incansable de una sola diputada, Rosa Díez, que es la única que se dedica a hacer oposición política al gobierno zapateril. La que ha logrado un éxito impensable con su propuesta de reconocimiento como víctimas del terrorismo a los amenazados, extorsionados y exiliados por la acción de la banda nacionalista vasca; la que ha solicitado la disolución de los ayuntamientos gobernados por terroristas vascos con más razón que la promovida contra consistorios corruptos -¿o acaso no es mayor delito asesinar que robar?-; la que ha solicitado la renuncia de María Emilia Casas, que quizá no haya cometido delito, pero que sí ha quedado invalidada para presidir el Tribunal Constitucional por su turbio asesoramiento a la acusada de matar a su esposo; la que ha defendido el derecho inalienable de los españoles a educar a sus hijos en español en sólo dos minutos entre abucheos y rebuznos de los diputados socialistas; ...

El gobierno del PSOE a ratos sestea y a ratos avanza en la demolición de la España constitucional, el PP prosigue su guerra civil estéril para los ciudadanos españoles, y una única mujer, sin prejuicios ni complejos, abanderando la libertad y la igualdad en derechos y deberes para todos -sin exclusiones ni privilegios localistas- hace oposición en las Cortes de la nación.

1 comentario:

Durruti dijo...

Vosotros tambien sois nacionalistas y como decía Machado,formais parte de "la España que desprecia cuanto ignora"...Se ha acabado el chollo para algunos y eso dueleeee...¡A cagar al Valle de los Caidos!