24 septiembre 2010

LA GESTACIÓN DE UNA NACIÓN


Un día como hoy, hace doscientos años justos, fue engendrada la nación española en su sentido moderno, político o cívico, es decir, como conjunto de ciudadanos con los mismos derechos y deberes, sometidos a una misma ley. Concepto ilustrado, opuesto al romántico, reaccionario y retrógrado de nación étnica o cultural, que es un conjunto de súbditos de una comunidad unidos por la raza, la lengua, o la etnia, con más derechos y menos deberes que 'los otros', los diferentes.

El 24 de Septiembre de 1810 iniciaron sus sesiones en Cádiz las primeras Cortes españolas que defendían a la nación española de la ocupación napoleónica pero no desde un punto de vista étnico o estamental, sino desde la asunción de una nueva era que abolía el Antiguo Régimen absolutista y pretendía proclamar la primera constitución española para integrar a todos sus miembros como ciudadanos libres e iguales.

Desde entonces, la democracia en España ha tenido sus vicisitudes, y las tiranías de infames Reyes y dictaduras personales han predominado sobre el parlamentarismo democrático, pero es exacto decir que hace doscientos años se concibió la nación española, y que tras 18 meses de gestación, ésta vio la luz un 19 de Marzo de 1812 con la proclamación de la primera constitución, llamada 'la Pepa' por la onomástica del día.

Por ello, todas esas extravagancias de supuestas naciones étnicas, como la catalana, la vasca, la gallega, etc. no son más que embelecos reaccionarios y neofeudales que sirven a los neocaciques locales para perpetuar su dominación sobre los súbditos de su territorio como si éstos fueran los nuevos siervos de la gleba.