26 marzo 2010

HEREJES


Recomiendo la lectura de las entrevistas en el magazine de El Mundo del domingo 14 de Marzo a cuatro ‘herejes’ o personajes políticamente incorrectos: Fernando Sánchez Dragó, Gustavo Bueno, Francisco Serrano y Salvador Sostres. Ninguno de los cuatro corresponde a una ganadería determinada -en terminología del gatazo tontiastuto-, y además opinan cosas muy diferentes.

Naturalmente no estoy de acuerdo con algunas y muy diversas cosas de las que dicen cada uno de ellos, pero son un soplo de aire fresco en esta habitación cerrada en que han convertido a España las sectas políticas, mediáticas e intelectuales.

España, en su día tierra de herejes, y de heterodoxos, y de espíritus libres, y de disidentes, y de librepensadores, además de estos cuatro luceros tiene alguno más –aunque pocos son- que recomiendo vivamente: Arturo Pérez-Reverte, Federico Jiménez Losantos, Pilar Rahola, Albert Boadella, Luis Racionero, Antonio García-Trevijano, Juan Abreu, Pedro Ruiz, Manuel Trallero, y quizá alguno más que me deje en el tintero.

Veamos un ejemplo de la utilidad de estos herejes condenados a la hoguera mediática. Leo en la prensa un delicioso comentario políticamente incorrecto: un general americano achaca la matanza genocida de Srebrenica a la profusión de soldados gays en las tropas holandesas de la ONU que debieron defender a los bosnios y permitieron la masacre por parte de los serbios. Mirando más allá de la ‘boutade’ homofóbica, podemos ver una verdad como un templo: 8.000 hombres, mujeres y niños fueron asesinados en masa por contar con un ejército defensor melindroso, pacifista y criminalmente ineficaz. Esas tropas holandesas harían las delicias de nuestra ministra de defensa neohippie, la señorita Pepis, digo Chacón.

Otro ejemplo: Mi opinión es que los insultos chabacanos y groseros del sociata respecto de la señora Mónica Terribas muestran la ínfima talla humana y política de la tropa del señor Montilla, nuestro Conde de Barcelona medieval. Pero puede ser interesante también ver otra opinión contraria, políticamente incorrecta, del hereje del nacionalismo catalán, Salvador Sostres, porque también dice verdades como puños, entre otras, que a nadie nos importa si la señora Terribas está mal follada, pero sí que es una dirigente de TV3 absolutamente sectaria, antiamericana y judeófoba.

Lo dijo Albert Camus: “El único intelectual comprometido es el francotirador que, sin rechazar el combate, se niega a obedecer las órdenes de ningún ejército regular”.