19 noviembre 2010

Pensamientos PI (Políticamente Incorrectos)

Lo verdaderamente peligroso de los políticos catalanes es que han inoculado el virus fascista a la ciudadanía: una minoría o una mayoría -está por ver- de ciudadanos de Cataluña pueden propugnar cambiar la relación Cataluña - resto de España, pero nunca dinamitando la constitución a traición, sino promoviendo una reforma de la misma: eso es lo que harían los nacionalistas democráticos si hubiera alguno, que parece que no. Violar la constitución -democráticamente votada- desde el gobierno, como hicieron Mussolini y Hitler tiene un nombre: FASCISMO.

* * * * * *
Resulta gracioso que el partido que cortó la cabeza cual Bautista de su líder Vidal-Quadras para pagar los servicios prestados por CiU votando la investidura de Aznar, se presente ahora como defensor de la españolidad de Cataluña.
Sobre todo cuando es un secreto a voces que Sánchez-Camacho está practicando cómo servir mejor de felpudo a Artur Mas para que éste alcance la Generalitat e imponga su plan de independencia ‘sin prisa pero sin pausa’.
Claro que lo mismo está haciendo Montilla, el que ha llevado a Cataluña al borde de la secesión, ahora se presenta a las elecciones como españolista. ¡Lo que hacen los políticos por un voto!
En las próximas elecciones catalanas los ciudadanos que no deseen la implosión separatista de Cataluña sólo tienen un partido inequívocamente nacional que propugna la regeneración democrática y la reforma de todas las leyes necesarias, incluyendo la constitución, para garantizar la libertad de los ciudadanos catalanes sometidos al nacionalismo obligatorio: UPyD.

* * * * * *
Conviene ir diciendo que uno de los puntos para la resolución del supuesto conflicto vasco propuesto por el supuesto mediador internacional Brian Currin (en realidad obscena alcahueta de los terroristas), es que "se repare a las víctimas de las dos partes del conflicto". O sea, reparación para las víctimas y reparación (sic) para los verdugos. ¿Vds. lo entienden? Y eso nos lo va a vender ZP como un triunfo.

* * * * * *
Triste historia la de Eusko Alkartasuna: nació como apéndice del PNV y va a morir como almorrana de ETA.