23 octubre 2010

ZAPATERO SE RINDE A PRISA


Zapatero, acorralado por la crisis económica, las encuestas y los veteranos del PSOE, se ha rendido definitivamente a la oligarquía político-mediático-económica que representa PRISA. Sólo seis años le ha durando el progre rebelde ZP al imperio de la izquierda del establishment. Ni dos legislaturas.

Está claro quién ha ganado con el cambio de gobierno. Pero ¿quién pierde? En primer lugar el propio Zapatero, que además de traicionar su ideología el pasado mes de Mayo ahora tiene que traicionar a su gente, a las niñas pijiprogres como Bibiana, a los izquierdistas amigos de los tiranos como Moratinos, a una incansable y eficaz sectaria como la vicevogue, y retirar de la organización del partido a la analfabeta funcional hija del clan de los Pajines.

También pierden los amigotes ricos y famosos de ZP, como los del fallido imperio de Roures y compañía, ahora derrotados definitivamente por su mortal enemigo el ex falangista Cebrián y todo su imperio prisista.

Y pierde Pedro J. Ramírez y su intento de formar una pinza con el entramado de Roures a favor de Zapatero y en contra de PRISA. La buena noticia es que el diario El Mundo y sus demás órganos audiovisuales dejarán de alabar a ZP y volverán a la crítica al gobierno de España, gobierno zapaterino que ha dinamitado la constitución, demolido la igualdad de los ciudadanos españoles y destruido la economía nacional.

Dos cosas están claras tras el harakiri político de Zapatero. Una, que como algunos llevamos diciendo dos años, el objetivo sigue siendo la negociación con ETA y no su derrota; este lapso de dos años ha sido una pausa para debilitar a la organización terrorista a base de golpes policiales para que se aviniera a la infame negociación. ZP sabe que su única posibilidad de remontar los sondeos es dar un golpe de efecto como sería firmar la paz con ETA, la paz de los cementerios naturalmente, porque sólo concediendo el derecho a la secesión y la anexión de Navarra ETA declarará algún día el cese definitivo del terror.

Y dos, que todo el poder, el poder más absoluto ha pasado a manos del 'rasputín' socialista, el ominoso Rubalcaba, el artífice del golpe de mano del 13 de Marzo de 2004 que permitió la imposible victoria del PSOE tras la manipulación de la matanza terrorista del 11-M. Rubalcaba, el portavoz del gobierno de 1993 a 1996, es decir, el portavoz del gobierno del GAL y de la mayor cota de corrupción generalizada jamás alcanzada en España. Rubalcaba, el verificador de la falsa tregua de ETA la legislatura anterior, y por tanto responsable del atentado de la Terminal de Barajas. Rubalcaba, el responsable del chivatazo al aparato recaudador de ETA todavía impune. Rubalcaba, el muñidor del contubernio policial-judicial para manipular la investigación de la corrupción política, evidenciado por ejemplo en la cacería de su supercomisario JAG junto al 'difunto' ministro de Justicia y el 'finado' juez de la Audiencia Garzón.

Rubalcaba, el hombre de PRISA, desde su puente de mando al unir en su persona los cargos de vicepresidente político, ministro del Interior y portavoz del gobierno, acumula más poder él solo que, por ejemplo, el que tuvieron Himmler, todopoderoso jefe policial y ministro del Interior, y Goebbels, ministro plenipotenciario de Propaganda e Información.

¡Pobres españoles!