05 junio 2010

LA FLOTILLA DE HAMAS


No sorprende que la mayoría de los medios de comunicación europeos, y especialmente españoles, caigan en la judeofobia políticamente correcta, por supuesto en sintonía con el pensamiento único rendido a los valores de la progresía imperante, en lo que respecta a la tragedia de la "flotilla de Hamas", mal llamada "de la libertad". No se trata de condenar o no la decisión de un gobierno, ni de medir la proporcionalidad de la intervención del ejército israelí.

De lo que hablamos es de defender el derecho a la seguridad de sus fronteras de la única democracia de aquella zona sometida a un incesante estrés por estar rodeada de Estados totalitarios, regímenes teocráticos y bandas terroristas que pretenden simplemente terminar la obra emprendida por Adolf Hitler: la aniquilación del pueblo judío.

Pero también lamento decir que diversos comentarios de dirigentes de UPyD como M. Gorriarán o Luis de Velasco sobre esa tragedia rezuman un antisemitismo trasnochado más propio de la ultraderecha o especialmente -ahí duele- de un seudoprogresismo de salón propio de la izquierda zapateril. Todos los tópicos de la izquierda relativista, antiamericana, antijudía, proislamista, indigenista, políticamente correcta, etc. transpiran por esos artículos… ¿dónde está la izquierda ilustrada, la izquierda liberal, la izquierda de Euston, la izquierda de UPyD?

Asombra que algunos luchadores contra ETA y el nacionalismo obligatorio, que aprendieron a descubrir los tentáculos del terrorismo más allá de las armas, en un partido, en un sindicato, en una asociación ecologista, en otra feminista, en un colectivo proeuskera, incluso en una organización pacifista, etc. no vean los mismos tentáculos sociales del terrorismo islamista. E incluso podemos ver en la escenificación de la diabólica coyunda euroislamista a los siempre necesarios tontos útiles -o mejor tontos del haba- tipo Madrazo… ¿o es que los tres pijoprogres recibidos ayer en Barcelona en olor de multitud no son 'madrazos' judeófobos y proislamistas?

Peligrosa deriva hacia el antisemitismo, ese espectro que recorre Europa desde tiempos inmemoriales, incluso en las mejores cabezas de esta España sin cabeza.

6 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Pues qué corte voy a ver si encuentro esas menciones al asunto por parte de nuestros principales (de UPyD) porque es que estoy off, veo.

Anónimo dijo...

el antisemitismo lo está acrecentando Israel por sí mísma. Es Israel quien está aislándose cada vez más. El asalto de esta semana ha sido una cagada diplomática al más alto nível.

Carlos Fernández Ocón dijo...

¿por qué me sé el nombre de apellidos de unos y nada de los otros? Siempre que leo ciertas cosas es un Anónimo y viceversa.
Yo he dicho ya en varios sitios que Israel no se ha hecho ningún favor precisamente, pero el que quiera podrá ver TODO el asunto globalmente y no ponerse esas cosas que llevaban las caballerías antiguamente para tener una vista solo parcial de lo que tenían delante.

Un hombre de campo dijo...

Me parecen muy acertadas tus reflexiones.
Todos los terrorismos se parecen, así como los tontos útiles también se parecen.
Gracias por publicar esta entrada.

Anónimo dijo...

Estar rodeado de regímenes teocráticos es muy fuerte, pero ser un país que basa la razón de su existencia en un concepto teocrático y además racial eso ya es demasiao pal cuerpo.

Anónimo dijo...

Israel no es una democracia, es una suerte de Estado religioso-identitario. Encontrarse rodeado de enemigos no justifica los crímenes de Estado.

Una verdadera alternativa al fundamentalismo islámico sería la existencia de un Estado laico y moderno. En estos momentos, los palestinos son considerados ciudadanos de segunda clase en virtud de razones inequívocamente étnicas y sectarias. La casta que domina Israel tiene miedo a perder sus privilegios, eso es todo. El victimismo tan sólo es la excusa para mantener este estado de cosas.

La izquierda de UPyD a la que alude El Capitán Trueno no puede caer en la misma dinámica que mueve a la derecha liberal, la misma que mezcla churras con merinas y considera que los palestinos son poco menos que una chusma.

Martínez Gorriarán, Luis de Velasco y, fuera de UPyD, Francesc de Carreras han estado donde debían, al lado de la Justicia y consecuentes con los valores progresistas.