20 junio 2009

ETA HA CAPTADO EL MENSAJE DEL TC


Nuevamente el fanatismo nacionalista vasco ha asesinado a una persona en nombre de su inexistente nación vasca que, como ellos mismos dicen, sólo se puede construir -por tanto no existe- sobre la base de una montaña ingente de esqueletos humanos, al estilo de uno de sus ídolos, Pol-Pot.

Nuevamente vemos desfilar a las plañideras del resto de los nacionalistas vascos, encabezados por el Gran Recogedor de nueces Ibarretxe, llorando lágrimas de cocodrilo mientras en su interior se les disparan las placenteras endorfinas deleitándose con los sabrosos frutos que caerán en su manos después de este arreón de Arrigorriaga. Porque no olvidemos que el PNV y sus adláteres de EA y Aralar conservan un inmenso poder en las tres diputaciones vascas y en la mayoría de los ayuntamientos.

Nuevamente vemos a Zapatero vendernos el humo de la lucha contra el terrorismo, él, el neohippie de 'paz y amor' que se llevó a su cama redonda a los etarras. Si Zapatero quiere combatir el terror de verdad ¿a qué espera para articular los mecanismos legales necesarios para eliminar a los portavoces políticos de ETA de la alcaldía de una cuarentena de ayuntamientos vascos y navarros?

Y por último, nuevamente observamos 'el éxito' de ese órgano absolutamente corrupto que es el Tribunal Constitucional, que anuló la resolución del Tribunal Supremo y permitió a los etarras presentarse a las elecciones europeas. Como es natural ETA captó el mensaje, el guiño para preparar una nueva negociación política del Estado de derecho con los terroristas; sus militantes se sintieron de nuevo fortalecidos y motivados para captar votos y apoyar así desde la sociedad el programa criminal; y en definitiva ETA se ha visto inducida a poner otro nuevo cadáver sobre la mesa de la futura negociación. Pues nada, demos las gracias a esas doce momias que llevan 'trabajando sin descanso 3 años' (sic) para parir algún día una aberración jurídica que bendiga la sedicente constitucionalidad del estatuto inconstitucional de Cataluña.

Tan sólo algo no es tristemente repetitivo, hay una novedad que nos da un rayo de esperanza: el nuevo lehendakari Patxi López parece que ha abandonado sus reuniones con los 'hombres de paz' y encabeza ahora un gobierno vasco que pretende combatir a ETA con los hechos y no con las farisaicas palabras de los nacionalistas. López habla de llevarlos a la cárcel, y por lo menos ya no subvenciona a los asesinos encarcelados y sus familiares, ya ha puesto a la Ertzaintza a luchar contra el crimen nacionalista, ya comienza a trabajar de verdad -obras son amores y no buenas razones- contra el fanatismo nacionalista. Esta es la ventaja de que los ciudadanos vascos votaran hace tres meses a una mayoría no nacionalista, al PSOE, al PP y a UPyD.

1 comentario:

Juan de Oyarzun dijo...

Y te perdiste los comentarios en Avui y en La Voz de Barcelona de los nacionalistas que jaleaban y aplaudían cómo el policía se había quemado vivo entre aullidos. Así son los pueblos oprimidos: se identifican con las otras etnias perseguidas del mundo y alaban su barbarie.

Es de broma macabra que un catalán de Barcelona, que vive a cuerpo de rey, se identifique con un indio del Amazonas y se sienta igual de acosado y hostigado que él.

Un saludo.