14 febrero 2009

LA IZQUIERDA SOCIALFRANQUISTA


Monterías y cacerías organizadas por ricos para disfrute y contubernios de fin de semana de políticos, jueces y otros famosos, ayer bajo el régimen franquista y hoy bajo el régimen socialista. Esa España que ya no es 'la de charanga y pandereta' que describiera Machado sino 'la de cacería y escopeta', escopeta nacional y franquista que tan bien retratara García Berlanga.

Lo terrible no es el probable contubernio entre el ministro de Justicia y el Juez Garzón que ha iniciado una causa contra corruptos relacionados con el partido de la oposición de manera que a la opinión pública llegan rumores y filtraciones parciales que convierten lo que debería ser una investigación judicial en una difamación contra el partido adversario. Lo tenebroso es que se permiten la pornográfica visualización de su coyunda antidemocrática de forma exhibicionista, lo que indica que estamos en un régimen, no en un sistema realmente democrático, porque sienten gozar de total impunidad ante las leyes y las formas democráticas.

Algún joven doctorando en Sociología o Ciencias Políticas tendría que hacer su tesis sobre las similitudes entre un régimen autoritario y otro formalmente democrático, pero unidos por vasos comunicantes. Ya se estudió el trasvase de políticos y ciudadanos desde el socialismo al fascismo en los años veinte y treinta, opciones aparentemente opuestas a la derecha y a la izquierda pero unidas por el populismo y el autoritarismo.

Resulta curioso ver cómo el socialismo de Zapatero desde la izquierda nos recuerda algunos aspectos del franquismo, como son el populismo y la desfachatez para mostrar la impunidad con que la separación de poderes es violada. Montesquieu no sólo ha sido muerto por el PSOE con la ayuda del PP de Aznar, sino que es obscenamente sodomizado por políticos y jueces en cacerías de fin de semana.

Resulta también curioso recordar que tanto el 'rojazo' Bermejo como el 'rojazo' Garzón tienen ascendientes familiares franquistas. La educación en la infancia sin duda deja impronta. Pareciera que ambos hayan dado la vuelta al calcetín de su ideología, lo que antes era franquista ahora es socialista, pero en el fondo se trata de la misma prenda, un calcetín. Esta izquierda de Zapatero, sus jueces, sus ministros y sus artistas del régimen -Franco tenía a su farándula aduladora igual que Zapatero- podría catalogarse de socialfranquismo sin parecer disparatado. La izquierda socialfranquista de Zapatero.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mayormente no estoy de acuerdo contigo, Capitán. Pero reconozco que en el fondo tienes mucha razón en algunos temas que criticas, y particularmente en este caso.

Se echa de menos la responsabilidad y seriedad que debería ser norma para cualquiera que se estime político. Y, lamentablemente, la imagen que dan los políticos españoles en los medios de comunicación es la de ser unos sectarios y unos interesados a nivel personal o comunal, con corrupción en todos los niveles y falta de respeto hacia las personas por el simple hecho de ser oponentes políticos (no olvidemos que otra forma de pensar y actuar entra también en el juego democrático).

Apañó dijo...

Tampoco estoy de acuerdo en la comparación peregrina, además de odiosa, entre el anterior regimen franquista y el actual regimen bananero-socialista.

Mientras el primero se debía a la preservación de la unidad de España, el segundo está dinamitando la escasa vertebración existente para mejor satisfacer sus bastardos intereses particularistas de Poder.

Saludos y ¡Arriba España!

PD: Me permití la licencia de colocar en mi blog un enlace al tuyo.