18 abril 2008

GOBIERNO DE CHIQUILICUATRES


Nuestro gobierno -el gobierno que hemos votado y que por tanto nos merecemos- es un consejo de ministros chiquilicuatres, y no precisamente por tener un mayoría de mujeres, como han denunciado desde la derecha tradicionalista y algo machista.

Como ha dicho uno de los pocos líderes políticos liberales que hay en el PP, Esperanza Aguirre, quizá ése sea uno de los escasos aciertos del Gran Chiquilicuatre, José Luis Rodríguez Zapatero. No, el problema no es el sexo de los ministros, sino la mezcla de fétida experiencia de algunos de ellos unida a la insípida inexperiencia de otros.

Uno, el 'brikindans' del peor ministro/a de Fomento de la historia de España, la inútil e incapaz pero arrogante y soberbia Magdalena Álvarez, la ministra 'antes partía que doblá'. Dos, el 'crusaíto' del peor ministro/a de Justicia de la Democracia, el aborrecido por la administración de Justicia y más todavía por los ciudadanos indignados por el escarnio al que son sometidos en ese ámbito, el sectario y tabernario Fernández Bermejo. Tres, el 'maiquelyason' de la caterva de inexpertos/as que no se sabe si son carne o pescado, si suben o bajan, porque desconocen totalmente las responsabilidades que les han sido encomendadas, incluyendo una persona muy simpática y que quizá un día sea un estadista, pero que a los 31 años es imposible que dirija un ministerio, aunque sea un ministerio esotérico como el de la Igualdad. Y cuatro, el 'robocop' de un ministro de Exteriores como Moratinos que es el hazmerreír del mundo occidental y sólo aporta aliados a Zapatero entre los sátrapas meridionales, los caudillos iberoamericanos y los teócratas orientales.

Y mientras los españoles asistimos embobados al baile del Gran Chiquilicuatre y sus mariachis, nos adormecemos con sus pegadizas estrofillas de baja estofa: la rendición ante una organización terrorista se llama 'proceso de paz', la instauración de privilegios neofeudales se denomina 'España plural y diversa', la crisis económica se designa como 'desaceleración', y los trasvases entre cuencas hidrográficas son 'conducciones urgentes de agua'. ¡Perrea, perrea, el chikichiki mola mogollón!

Gobierno de chiquilicuatres, país de chiquilicuatres.

2 comentarios:

HOMECLASS dijo...

Se te ha olvidado Sebastián "nacido para perder"

ojotuerto dijo...

lo peor es que son un reflejo de lo que son una parte (más que de los otros) de nuestros ciudadanos. Vacuos, superficiales, medianías, y especialistas en el dame pan y dime tonto.