24 febrero 2008

¿QUÉ VOTAR?


Existen muchos ciudadanos preocupados por la deriva de España de la mano del 'PSOE cartagenero' hacia el neofeudalismo y la resurrección de los reinos de taifas, bastiones de privilegios localistas y de iniquidades cívicas, pero que no se sienten inclinados a votar al PP, bien por el predominio de una ideología tradicionalista, conservadora y democristiana, bien porque conocen de sus pasados -y futuros- pactos con los nacionalistas para alcanzar el gobierno (Aznar defenestrando a Vidal-Quadras, Rajoy aceptando la nación andaluza, los privilegios valencianos o el pancatalanismo en Baleares).

Somos muchos, más de los que dicen las encuestas, como pasó con las autonómicas catalanas en 2006 y la 'sorpresa Ciutadans', los que votaremos por el proyecto de la 'tercera España', de la regeneración democrática, del fortalecimiento del Estado frente a los que lo quieren destruir, de la reforma de la constitución y de la ley electoral, de la auténtica separación de los tres poderes, del blindaje nacional de competencias básicas para la igualdad de todos los ciudadanos como la educación, la hacienda y las infraestructuras.

Desgraciadamente y por razones humanas, demasiado humanas, UPyD y Ciutadans no han podido fusionarse o coaligarse antes de estas elecciones generales, y su división amenaza con hacer perder parlamentarios debido a la actual ley electoral, que privilegia injustamente a los partidos nacionalistas y que castiga inicuamente al tercer partido nacional, como le pasa a IU.

Uno todavía espera que antes del 9 de Marzo la sensatez, y especialmente la conciencia de ser necesarios sacrificios personales y partidistas en aras de un único proyecto reformista imprescindible para la España del 2008, hagan que los dirigentes de UPyD y Ciutadans anuncien retiradas de candidaturas allí donde electoralmente sea mutuamente beneficioso.

Si no es así, los propios ciudadanos que optamos por la 'tercera España' lo haremos. Por ejemplo, y a la vista de lo que dicen algunos sondeos y proyecciones, parece que UPyD podría sacar dos diputados por Madrid, uno por Valencia y otro por Sevilla; Ciutadans podría obtener su escaño por Barcelona. Pues bien, los ciudadanos por la regeneración democrática podemos votar masivamente por Ciutadans en Cataluña, y por UPyD en el resto de España.

Donde no llegan los políticos, hemos de llegar los ciudadanos.

5 comentarios:

Un hombre de campo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, capitán.

En cada provincia su decisión.

Anónimo dijo...

La verdad es que yo desconfio mucho de Rosa Díez. Su actuación es cada vez mas la de un político profesional. Yo en Madrid votaré a Ciudadanos.

Alfonso dijo...

Yo tampoco estoy de acuerdo. Creo que quien desde le principio forzó esta situación fue Rosa Díez. Por lo tanto que cada cual obtenga sus votos.
Un efecto perverso de tu propuesta es que ya que a corto plazo ambos partidos deben fusionarse Ciudadanos formaria parte del nuevo partido con una posición parecida a la que tenía el PSUC en el PCE.
Mi propuesto es simple los que sean de centro derecha que voten a Rosa, los que sean de centro izquierda a Ciudadanos.
Parece claro que de este modo ambos se van a dar el batacazo con lo cual tendrian que empezar de nuevo sin algunas grasas (p.e. rosa)

pratxanda dijo...

Nada que decir respecto a tus opiniones, excepto que hay un dato falso:
a la actual ley electoral, que privilegia injustamente a los partidos nacionalistas

No es cierto, la ley electoral privilegia especialmente a los dos mejores de cada circunscripción. Sean unionistas o separatistas. Un partido separatista que sacara los mismo resultados en, p. ejemplo, Castilla y león, tendría los mismos resultados.

Además el tamaño de las circusncripciones y la distribución de escaños entre ellas, hace que algunas zonas del interior esten sobrerepresentadas sobre la costa.

El partido más beneficiado por esta ley ha sido la UCD, que para algo inventó el sistema.

Suerte, la vais a necesitar. :-)

Anónimo dijo...

Yo ciertamente espero que Ciutadans obtenga algún escaño en estas generales, daría un nuevo enfoque de Cataluña ante el resto de España. Yo desde Barcelona apollaré a Ciutadans.