18 noviembre 2006

¿PRIMER ERROR DE CIUDADANOS?


Un partido serio ha de saber distinguir entre medios y fines. Derribar el Muro político-económico-mediático de Cataluña para entrar en el parlament exigía apoyarse en cualquier medio que fuera legítimo y ético, sea posar desnudo en un cartel electoral, sea acudir a los poquísimos medios de comunicación privados que les abrían sus puertas, fueran de la ideología que fueran. Pero tras el éxito sin precedentes de los tres diputados debe definir claramente su posición ideológica, su estrategia política y su ámbito de actuación.

C's en su congreso fundacional del 9 de Julio se definió como un partido de ámbito español, no catalán. Y respecto a su ideario, es inequívoco:

Frente al agotamiento de unos discursos políticos más centrados en el ensimismamiento mítico e identitario que en la resolución de los problemas ciudadanos, la propuesta de C’s propugna la actualización y la recuperación de los principios y valores que nos ha legado la mejor tradición política europea, la del liberalismo progresista y del socialismo democrático: la defensa de las libertades públicas, especialmente las de expresión y opinión; la promoción de la igualdad efectiva de oportunidades, y el fortalecimiento de la solidaridad entre todos los ciudadanos y Estados.

La ideología de Federico Jiménez Losantos y buena parte del PP es claramente liberal-conservadora con un componente nacional-católico muy fuerte, mientras que C's se define como un partido reformista y regeneracionista que recoge lo mejor del liberalismo progresista y del socialismo democrático. A ambos les une pues un fondo de liberalismo y por tanto una oposición a los nacionalismos sean tradicionalistas sean revolucionarios, pero nada más. Quiero decir que entre el PP y C's puede haber en algún momento una alianza táctica -para defender la igualdad de todos los ciudadanos españoles, por ejemplo-, pero que los proyectos políticos son diferente desde la raíz.

¿Por qué parece que C's se pliega a la estrategia del liberalismo conservador y confesional renunciando a extenderse al resto de España? ¿Es una coincidencia o es un acuerdo? El tiempo lo dirá, pero juzguen estas dos perlas:

En el diario El Mundo del 14 de Noviembre el presidente de C's ya habla de presentarse a las elecciones municipales sólo en Cataluña:

"Albert Rivera reiteró que la Ejecutiva del partido quiere ahora «consolidarse en Cataluña», aunque lo debe ratificar su Consejo General, órgano máximo de la formación, con 45 miembros, que se reúnen mensualmente".

Curiosamente, esto es lo que decía Federico Jiménez Losantos en el chat de Libertad Digital del 15 de Noviembre:

¿Por qué limitar Ciudadanos a Cataluña, cuando son tan necesarios en Navarra, País Vasco, Valencia, Murcia, etcétera? Y ¿de verdad hay alguien que crea que esta formación socialdemócrata va a quitarle un solo voto a E. Aguirre?
En el País Vasco probablemente se los quitaría –los que sea– a María San Gil. Ciudadanos puede presentarse donde sea, faltaría más, pero creo que lo importante es afianzarse en Cataluña.

Dicho de forma ruda y algo reduccionista: C's debe elegir entre ser el azote del PP en Cataluña denunciando sus derivas localistas e insolidarias o situarse como tercer partido español entre la derecha confesional del PP y la izquierda extremista, cantonalista y tercermundista del PSOE, en el centroizquierda liberal, social, reformista, regeneracionista y laico, que es por cierto donde lo situaron sus militantes en el congreso fundacional.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido: Dales 100 días para que se ubiquen en las poltronas.


Abate Marchena.

JoseAngel dijo...

Bueno, no está reñido el extenderse por España con el no hacerlo el primer año de su existencia, algo que parece razonable. Y prudente. Y bueno, en cuanto a la oportunidad de extenderse... también lo dice Losantos, en tu cita.

Pola dijo...

Por lo que yo sé, en Ciudadanos pretendemos, antes que ser el azote de nadie, sobre todo tener un partido progresista, laico y no nacionalista al que poder votar. Las religiones y los sentimientos de apego al tótem-tribu están muy bien y son muy respetables para practicarlos en casa, pero no es razonable ni sensato que sirvan para fundamentar programas políticos de gestión de los presupuestos públicos.

De momento, además de un ideario detallado y explícito, y de un Programa de cien puntos consultable en la red ( http://www.ciutadans-ciudadanos.com/main.php?id_pagina=5 ), tenemos consenso entre las bases y los gestores. Ahora bien, nadie es perfecto y por supuesto todo se puede torcer. Espero que eso ocurra ... nunca (cruzando los dedos). Para que así sea, vale más no precipitarse. Y en eso estamos.
Afectuosos saludos,

Anónimo dijo...

¿Cual es error? En pocos más de 100 días ha obtenido 3 escaños. En pocos más 100 días se tendrá que presentar en las municipales y otros 100 días más en la nacionales (confío en que lo hagan). ¡Y están bajo la lupa de todos! ¿Cómo podrán cribar a los submarinos y los trepas? ¿De dónde obtener financiación, sin plegarse a los financiadores? Ciudadanos es un partido laico y no cree como tal en los milagros. Aunque el resultado obtenido en Cataluña, con casi todo en contra, lo bordea sí no lo es.

Mariovsky dijo...

Les espera unos meses donde lo más importante será cometer los mínimos errores posibles e intentar afianzarse como entidad política.

Su desarrollo vendrá dado en gran medida según sean capaces de sobrellevar este tiempo.

Sin lugar a dudas tienen su sitio en la sociedad... justo entre los cansados de una política de mareas del PSOE y los desquiciados del extremismo de Rajoy en el PP.

Podría ser muy bueno que algunos militantes díscolos del PSOE y del PP se integraran en esta formación. Un buen golpe de efecto sería que Gallardón tuviera la valentía de reconocer que su ideología está más próxima a Ciudadanos que al PP.

Tiempo al tiempo, le vendría muy bien a la democracia una 3ª fuerza no nacionalista.