28 octubre 2006

VOTAR PIQUÉ ES VOTAR LA DECIMONÓNICA ESPAÑA CARTAGENERA


El PP ha pactado con el PSOE el estatuto de la "realidad nacional" de Andalucía: El cristiano-demócrata -¡vade retro!- Javier Arenas, líder del PP Andaluz, ha limado algunas asperezas al proyecto originario de los "Hermanos Chaves", pero admite en el preámbulo, a la manera catalana, la sedicente mención a la realidad nacional (sic) de Andalucía.

Sus correligionarios de Valencia, Aragón y ahora Castilla-La Mancha han cometido semejantes iniquidades aprobando estatutos insolidarios e inicuos, apuntándose al "yo más", asegurando tasas fijas de financiación, o "blindando" el Ebro o el Tajo como si los recursos naturales pertenecieran a constructos mentales como Aragón o Castilla en lugar de pertenecer a los ciudadanos españoles.

Estúpido localismo decimonónico, regionalismo de aldea y campanario, taifas de caciques, cantones cartageneros: Muchos "barones" del PP, encabezados por Piqué, parecen desear refundar la Confederación Española de Derechas Autónomas para pactar con el PSOE una deriva cantonalista.

Cada vez está más claro: sólo nos queda Ciudadanos para defender los valores de la Ilustración y de la democracia liberal: la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y el imperio de la racionalidad constitucional.

O tenemos pronto un tercer partido que haga de contrapeso a esta deriva cantonalista de PP y PSOE, o esto acabará como la disparatada república del ¡viva Cartagena libre!, la infeliz I República de Pi i Margall y demás tropa.

Votar a Piqué es votar por la decimonónica España cartagenera.