20 mayo 2006

EL PELIGROSO MEME DEL NACIONALISMO

Albert Boadella, en el acto de presentación de Ciudadanos de Cataluña en Madrid, en una de sus sentencias geniales afirmó disfrazado de médico que “Cataluña está enferma. Al igual que hay políticos que se creen Napoleón, hay colectivos que se han inventado una nación”. Arcadi Espada explicó el eco de ese proyecto catalán en el resto de España por “la acción replicante del nacionalismo en esta carrera hacia la más absoluta falta de sentido en que parecen comprometidos los políticos españoles”.

Exacto: la infección nacionalista que se ha extendido del Principado a toda España se puede definir desde el punto de vista científico mejor como meme que como virus, o dicho de otra forma, como virus cultural. El meme del nacionalismo es una de las más peligrosas ideas que se va replicando de mente en mente por el mundo entero hoy en día, que se está expandiendo por todo el globo y bajo todos los disfraces (etnicismo, culturalismo, indigenismo, imperialismo, secesionismo, campesinismo, orientalismo, etc), y que si en el siglo XX afectó en mayor proporción a las mentes conservadoras, parece que en este siglo XXI son los componentes de la izquierda los huéspedes preferidos de este peligroso virus cultural.

En cualquier caso, estaremos perdidos si no se alza pronto una tercera vía, una alternativa a todos esos memes políticos que nos invaden, el integrismo religioso -sea católico o protestante, judío o musulmán, siendo este último el más peligroso por su fuerza demográfica- que nos cercena las libertades humanas en nombre del mito oscurantista clerical, y el integrismo nacionalista –sea imperialista o secesionista, racista o cultural- que igualmente nos esclaviza en nombre del mito oscurantista nacional.

Una alternativa entre una derecha convencionalmente religiosa y una izquierda que por dogmática, sectaria e inquisitorial no puede ser catalogada sino de religiosa también. Una alternativa laica que recluya los sentimientos religiosos y nacionalistas en la vida personal, e instituya el pensamiento, la razón, como único campo de juego para la lucha política. Una alternativa progresista pero liberal, una alternativa liberal pero progresista.

1 comentario:

JSA dijo...

Tengo una reseña en mi blog del libro "Identidades asesinas" de Amin Maaluf:

http://factorhumano.wordpress.com/?s=identidades+asesinas&searchbutton=Go%21

Échale una ojeada a la reseña o, mejor, lee el libro. Creo que te gustará.

Un saludo.